viernes 3/12/21

Garrido y Novillo estudian recurrir sentencia de Puente y exigen que PP Alcázar 'pida perdón'

El exportavoz de la Plataforma del Agua, Juan Garrido, y el exviceconsjero de Educación, Pedro Pablo Novillo,  en rueda de prensa - Fotografía: Lanza
El exportavoz de la Plataforma del Agua, Juan Garrido, y el exviceconsjero de Educación, Pedro Pablo Novillo, en rueda de prensa - Fotografía: Lanza

El exportavoz de la Plataforma del Agua, Juan Garrido, y el exviceconsjero de Educación, Pedro Pablo Novillo, han analizado la condena al ex portavoz 'popular' de Alcázar de San Juan, Ángel Puente, por injurias, y han anunciado que estudiarán recurrirla además de pedir al PP que "manifieste públicamente su perdón y no sólo en corrillos".

Puente ha sido condenado por el Juzgado de lo Penal número 3 de Ciudad Real por tres delitos de injurias por una rueda de prensa y deberá indemnizar a la Plataforma del Agua, a Juan Garrido y a Pedro Pablo Novillo con 6.000 euros a cada uno por "daños morales".

En primer lugar, Juan Garrido ha incidido en que Puente era portavoz del PP, "la voz de muchas personas que se tienen que sentir bien representadas en las formas de decir las cosas". Así, ha añadido que "no todo vale" y que "la crítica tiene que ser crítica dentro de lo político y lo social, pero que nunca meter la familia, el trabajo y la vida personal".

En ese sentido, ha dicho Garrido que Puente "no tuvo en cuenta esa cuestión y él tomó la decisión de utilizar todos los medios posibles para que nos apartáramos de la lucha", ha dicho. No lo consiguieron "porque el movimiento era muy potente", ha recordado.

Además, Garrido ha recordado que el alcalde "nunca dijo nada y en algún momento debió poner límite". "Ni entonces ni ahora, el PP ha salido a decir que no compartía y que no comparte las formas de hacer política de este señor". Por ello, para Garrido esta sentencia "debe ser un ejemplo para todos, para que aprendan que todo en política no vale y que el respeto a las personas es muy importante".

Leyendo textualmente la sentencia, ha destacado que "las expresiones vertidas por el acusado no pueden encuadrarse dentro del ámbito de la crítica política, ya que los querellantes no ocupaban cargos públicos al tiempo de los hechos. Incluso al perfil de éstos hubiera ser considerado como políticos en el pasado, no se considera que tengan cabida porque lesionan el honor y dignidad dentro de su esfera personal y profesional".

En el momento de conocer esta sentencia, ha dicho Garrido, "personalmente me acordé además de mi familia, de mucha gente que me quiere y que ha compartido muchos momentos. Fueron en esos momentos soliviantados por el ataque continuo que estaba sufriendo, incluso siendo afectados más que yo mismo. A todos ellos les doy las gracias y espero que esta sentencia les reconforte", ha agradecido el político.

"LENTITUD EN DICTAR SENTENCIA"

Por su parte, Pedro Pablo Novillo ha resaltado "una lentitud en dictar sentencias", pero "tres años después ha llegado una sentencia que viene a hacer justicia sobre unos hechos que se pierden casi en el tiempo".

A su juicio, Puente hacía "un ejercicio de arremeter contra la Plataforma", y además "arremetía contra Juan Garrido y contra mí, que no ocupaba desde hacía tiempo ningún cargo representativo político".

Lo que venía a hacer Ángel Puente, tal y como ha defendido, "era acusarnos de ser un aparato encubridor de unos delitos que solamente estaban en su cabeza, que ningún Juzgado los había declarado. Es más, aquellos supuestos delitos han quedado archivados".

"CONDUCTAS NAZIS"

Concretamente le acusó de ser el organizador de ese "aparato encubridor", refiriéndose a la Plataforma como "la banda de Novillo" y "de inspirar revueltas sociales y tener conductas nazis", motivos por los cuales acudieron a la justicia.

Ha recordado que esas expresiones que lesionaron "su honor y su buen nombre personal y profesional, tenían que ser objeto de una sanción no solo moral sino judicial". Ahora les ha llegado una sentencia "bien argumentada, tanto para condenar a Puente como para absolverlo de otros tantos delitos de calumnias". En ella, el juez que ha fallado "ha hecho un trabajo importante. De este modo, hay una condena por participación directa y voluntaria en estas expresiones en un delito de injurias", ha recordado.

En la sentencia, además, Ángel Puente tiene derecho a recurrir y lo condena al pago de tres multas. Lo condenan a una indemnización de 6.000 euros a cada una de las partes querelladas: la Plataforma, a Juan Garrido y Novillo.

RECURRIR

En este sentido, Novillo ha indicado que la Plataforma "está estudiando con nuestros abogados para agotar el tiempo necesario la posibilidad de recurrir la sentencia. Es una medida ejemplar, y todavía se puede argumentar para que pudiera condenarse por un delito de calumnias".

Y, por último, han anunciado que van a agotar el plazo legal para la presentación de ese recurso. Estudiarán recurrir de nuevo, pero Garrido ha señalado que no quiere "recurrir por recurrir, sino estudiarlo a fondo".

Comentarios