lunes 2/8/21

Ecologistas piden inviabilidad ambiental para las fotovoltaicas de Valle de Alcudia

La alegaciones presentadas corresponden a las plantas fotovoltaicas Elawan 1, Elawan 2, Braza Cordel y Braza Corona, que son una parte de los 17 proyectos que iniciaron la tramitación el verano pasado
Autorizada una planta fotovoltaica de 50 megavatios en el municipio de Bargas
Ecologistas piden inviabilidad ambiental para las fotovoltaicas de Valle de Alcudia

Ecologistas en Acción de Valle de Alcudia y Ciudad Real han presentado alegaciones a los proyectos de centrales fotovoltaicas y el sistema de evacuación conjunto de líneas eléctricas hasta las subestaciones eléctricas en los términos municipales de Almodóvar del Campo y Brazatortas y han solicitado su inviabilidad ambiental.

La alegaciones presentadas corresponden a las plantas fotovoltaicas Elawan 1, Elawan 2, Braza Cordel y Braza Corona, que son una parte de los 17 proyectos que iniciaron la tramitación el verano pasado y para los que la Junta de Comunidades recomendó cambiar de ubicación, ha informado Ecologista en nota de prensa.

Algunos de los proyectos han cambiado su localización al valle del Ojailén pero otros se mantienen en la misma ubicación, por lo la asociación conservacionista ha pedido al Servicio de Medio Ambiente y a la Consejería de Desarrollo Sostenible que emitan una declaración de impacto ambiental negativa.

Los ecologistas han justificado esta petición en que estos proyectos impactarían en más de 2.500 hectáreas, sin contar tendidos eléctricos y zonas muertas entre ellos, en el centro del Valle de Alcudia, en una zona limítrofe con el Parque Natural pero que forma parte del ecosistema que se trata de proteger con normativas europeas, españolas y autonómicas.

Al respecto han recordado que se trata de una zona muy cercana a los límites de la Red Natura 2000 (LIC Sierra Morena y Ríos Quejigal, Valdeazogues y Alcudia) dentro de la zona de importancia para el buitre negro, águila imperial, cigüeña negra y lince ibérico y en una zona de dispersión para el águila perdicera.

Además, han precisado que es una importante área de invernada y dormidero de grullas, mientras que los majadales, pastizales creados por la acción del pastoreo de ovejas que cubren la mayor parte del suelo de esta zona, son lugares de protección prioritaria por la directiva europea de hábitats.

Los impactos sobre la fauna, los hábitats y las zonas protegidas, incluso de la conectividad y de la acumulación de todas las centrales han sido calificados muy a la baja y concluyen que el impacto total es compatible, lo que a, a juicio de los Ecologistas, “es a todas luces es incierto”, ya que han sostenido que “es uno de los principales lugares en la provincia que hay que conservar por sus valores”.

La organización conservacionista ha considerado que la elección de esta zona para implantar las fotovoltaicas es un error.

En sus alegaciones han puesto de relieve y denunciado que la mayoría de proyectos se han fragmentado para eludir la evaluación del Ministerio de Transición Ecológica mediante la división en dos o tres plantas de menos de 50 MW, todas ellas contiguas en el espacio y en manos de las mismas empresas promotoras, con” la permisividad del Ministerio y de la Junta de Comunidades”.

También han denunciado que en el estudio del paisaje y del medio socioeconómico no se han tenido en cuenta las afecciones a las actividades de ecoturismo fomentadas durante décadas con subvenciones al desarrollo sostenible y a la conservación de especies protegidas y del patrimonio.

Para Ecologistas en Acción, las “megacentrales” es un modelo que no contribuye al desarrollo rural y que contribuirá a la despoblación, frente al que contraponen el desarrollo de energías renovables de tipo distribuido, local y comunitario, utilizando edificios y zonas degradadas cercanas a los lugares de consumo para que el impacto ambiental sea "claramente positivo".

Comentarios