domingo 23/1/22

Las cinco principales organizaciones ecologistas españolas apoyan la concentración que tendrá lugar el próximo sábado en Torrenueva (Ciudad Real), para proteger los ecosistemas del Campo de Montiel y su entorno, frente a "la amenaza" de la minería de tierras raras.

En un comunicado, Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF han rechazado los proyectos mineros de las llamadas 'tierras raras' por considerar que amenazan un extenso territorio con "gran riqueza paisajística, agrícola y ambiental" del centro y sur de la provincia de Ciudad Real.

Los ecologistas han recordado que esta zona contiene diversas áreas protegidas de la Red Natura 2000 y territorios característicos del águila imperial ibérica y del lince ibérico y se han sumado a las organizaciones agrarias, ayuntamientos, plataformas y ciudadanía por "la defensa de la tierra y de los recursos naturales que sustenta".

La manifestación, convocada por la Plataforma "Sí a la Tierra Viva", se desarrollará en Torrenueva, localidad en la que se ubica el primer proyecto de explotación -'Matamulas'- para mostrar su total oposición a éste y al conjunto de los 10 proyectos mineros de las 'tierras raras' que tramita la Junta de Castilla-La Mancha desde 2013 y que afectan a 27.500 hectáreas.

Los grupos ecologistas han presentado alegaciones al primero de los proyectos y seguirán mostrando su oposición al actual, para el que la Junta ha autorizado al menos 2.649 catas de 5 m3 sin haber realizado una evaluación de impacto ambiental adecuada.

Han denunciado que muchas de estas catas se han realizado dentro de la ZEPA "Áreas Esteparias del Campo de Montiel", que alberga importantes poblaciones de águila imperial ibérica y aves esteparias de interés comunitario como el sisón común, la avutarda, la ganga ibérica, la ganga ortega y el cernícalo primilla.

Y han subrayado que la ubicación del primer proyecto de explotación, 'Matamulas', cuya tramitación ya se ha iniciado, se ubica a una distancia de entre 250 y 900 metros de la mencionada ZEPA.

"Conforme al Plan de Recuperación de la Especie y a efectos prácticos, la zona afectada debe considerarse como 'área crítica' para el águila imperial ibérica", subrayan en su nota, en la que añaden que en esta zona también habita el lince ibérico, reintroducido con fondos comunitarios (LIFE+) y de cuyo proyecto es beneficiaria la propia Junta de Comunidades, por lo que el programa puede verse seriamente afectado por la explotación minera.

La de las 'tierras raras' es una minería que busca materias primas para la industria armamentística y las nuevas tecnologías, para lo que utilizan importantes extensiones de terreno y trabajan con las capas superficiales de la tierra, que son las que sustentan la vida de las plantas y los animales.

Esta minería ha causado graves problemas ambientales en varios países y provocado desplazamientos masivos de población ante el peligro de contaminación.

En el caso de los proyectos en Ciudad Real, "la implantación de las explotaciones de tierras raras supondrá un grave impacto en los usos de los sistemas agropecuarios tradicionales, perjudicando la economía local y transformando el paisaje para siempre", han concluido.

Comentarios