martes 20/10/20

Ecologistas presenta alegaciones contra los parques solares proyectados en Manzanares

La asociación ecologista ha apuntado que junto con las demás plantas fotovoltaicas proyectadas en este término municipal y las que se plantean en el Valle de Alcudia y Los Montes, formarán "varios colosales macroparques" que afectarán a más de 4.000 hectáreas, sin contar con los tendidos eléctrico

Ecologistas en Acción (EA) ha presentado alegaciones a las cuatro nuevas plantas fotovoltaicas que se pretenden instalar en el municipio de Manzanares (Ciudad Real) por su impacto ambiental.

En un comunicado de prensa, la asociación ecologista ha apuntado que junto con las demás plantas fotovoltaicas proyectadas en este término municipal y las que se plantean en el Valle de Alcudia y Los Montes, formarán "varios colosales macroparques" que afectarán a más de 4.000 hectáreas, sin contar con los tendidos eléctricos, han informado en un comunicado de prensa.

Los ecologistas aseguran que va a hacerse un fraccionamiento artificial de proyectos, con el fin de evitar evaluar sus efectos acumulativos sobre el paisaje, los ecosistemas, las zonas protegidas, el patrimonio cultural como las vías pecuarias y los usos agrarios y ganaderos, al convertir amplias zonas rurales en "mares de placas solares", como así lo ha definido el alcalde de Manzanares, Julián Nieva.

El grupo conservacionista considera que éste y otros macroparques supondrán una afección grave sobre el medio ambiente debido a los cierres perimetrales y tendidos eléctricos que impactan sobre el libre movimiento de grandes aves protegidas; al uso de herbicidas que podrían implicar la contaminación del agua y el suelo, y a cambios en la escorrentía por los drenajes a la salida de las plantas.

En este sentido, advierte que además de los usos agroganaderos, el deterioro del paisaje dañará la imagen del territorio y tendrá un impacto negativo sobre las posibilidades de desarrollo del turismo de naturaleza.

También ha destacado el carácter especulativo de este tipo de proyectos que se concentran en determinados municipios, su escasa vida útil (entre 25 y 30 años) y la baja repercusión sobre el empleo a largo plazo, lo que, junto a las enormes necesidades de materias primas que requieren (en particular metales procedentes de la minería contaminante), "ponen en cuestión su supuesta sostenibilidad".

Por este motivo, Ecologistas en Acción solicita que se aplique una moratoria mientras no se realice una planificación estratégica de la actividad.

Frente a las pérdidas asociadas al transporte de la electricidad y al "despropósito" de inundar el medio rural de líneas de evacuación, EA demanda que se repiensen estos macroparques y se aposte por un modelo de producción descentralizada, creadora de más empleo y nuevas sinergias.

Plantea un modelo en el que las zonas urbanas e industriales, grandes consumidoras de electricidad, puedan caminar hacia su autoabastecimiento evitando importar energía desde zonas lejanas.

Más información en vídeos 
Comentarios