Daimiel pide a la junta 'transparencia' en el problema de los malos olores

Equo pide cerrar Alvinesa hasta solucionar al problema de los olores en Daimiel
photo_camera Imagen de archivo de la empresa Alvinesa Alcoholera Vinícola

El alcalde de Daimiel (Ciudad Real), Leopoldo Sierra, ha pedido al Gobierno regional que sea "transparente" en la gestión de los problemas de malos olores que afectan al municipio y que tienen su foco en el polígono industrial donde se localiza la empresa Alvinesa Alcoholera Vinícola.

Sierra ha criticado en una nota de prensa la falta de información sobre este proceso, en el que "ni se ha tenido en cuenta al Ayuntamiento de Daimiel como parte interesada en el expediente incoado por la Administración regional a la empresa Alvinesa, ni tampoco se ha atendido la petición formal de los tres grupos políticos municipales donde se solicitaba información sobre el procedimiento".

El regidor ha expresado su malestar por la "nula" información por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha sobre las acciones emprendidas en los dos últimos meses para esclarecer los malos olores que afectan al municipio.

Desde entonces, se ha pasado de haber suspendido la valoración de las vinazas a recuperar la actividad normal de su planta tras recibir la autorización de la Junta de Comunidades, ha añadido.

El alcalde ha lamentado que el viceconsejero de Medio Ambiente, Agapito Portillo, "no haya tenido en cuenta ninguna de las dos peticiones formuladas desde la administración daimieleña de ser informada al respecto, en vez de enterarse a través de los medios de comunicación".

A su juicio, esta desinformación solo se puede considerar "un ninguneo, desconsideración y menosprecio" a los casi 19.000 vecinos de Daimiel.

En la primera demanda, el Ayuntamiento de Daimiel solicitó que fuese incluido como "parte interesada" dentro del expediente incoado por la el ejecutivo autonómico a la empresa Alvinesa.

La segunda reclamación partió de los tres grupos políticos con representación en el Consistorio (PP, PSOE e IU), que demandaron que fueran informados sobre el contenido de la suspensión, las medidas correctoras y los plazos de ejecución, entre otras cuestiones.

Sin embargo, esta segunda solicitud "tampoco ha recibido respuesta alguna, pese al compromiso del Gobierno regional de hacerlo en dos meses y cuyo plazo cumpliría este martes 19 de septiembre", ha señalado el alcalde de Daimiel.

Asimismo, ha indicado que ha mantenido conversaciones con los responsables de la empresa Alvinesa, a los que ha agradecido su buena predisposición por resolver la situación de malos olores.

Sierra ha confirmado que pretenden contratar un estudio olfatométrico a la empresa Labaqua, que ya elaboró otro estudio a petición del Ayuntamiento.

Comentarios