lunes 28/9/20

Manzanares registra 50 sanciones en la zona del botellón en las últimas semanas

Tras ello, el alcalde ha hecho un llamamiento a la responsabilidad y a la precaución
Manzanares registra 50 sanciones en la zona del botellón en las últimas semanas
Manzanares registra 50 sanciones en la zona del botellón en las últimas semanas

La Policía Local y la Guardia Civil han impuesto en las últimas semanas más de 50 sanciones en la zona del botellón en Manzanares (Ciudad Real) por aglomeraciones, por no usar mascarilla, por ruidos o por orinar en la vía pública, entre otros motivos.

El botellón, según los informes policiales, no ha superado los 200 asistentes, en su mayoría con mascarilla y en grupos inferiores a 20 personas, ha informado en una nota de prensa difundida por el Consistorio el concejal de Seguridad Ciudadana y Sanidad, Juan López de Pablo, quien ha precisado que "no ha habido ningún macrobotellón" y que la zona está vigilada para impedir aglomeraciones.

De esta manera ha respondido el concejal a una de las interpelaciones del grupo popular durante el Pleno celebrado este lunes  en las que acusó al equipo de Gobierno de no tomar medidas ante el posible riesgo de contagio por el COVID-19 que se da en el botellón, por lo que pidió vigilancia y que se desinfectese la zona.

El titular de Seguridad Ciudadana ha explicado que el botellón ha arraigado entre los jóvenes desde hace muchos años y e "difícil de eliminar con otras alternativas que han tenido y que siguen teniendo" en esa socialización y ha pedido "no criminalizar" el tema.

"La cuestión es saber cómo y cuándo actuar, con proporcionalidad" ha dicho López de Pablo, quien ha advertido que una disgregación de grupos por distintas zonas sería mucho más difícil de controlar y ha avanzado que si las circunstancias cambian y hay que prohibir el botellón, se hará, pero "siempre adaptando la actuación municipal a cada momento".

El edil ha entendido que la prohibición del botellón no evita que haya rebrotes y que lo importante es el comportamiento individual, por lo que ha apelado a la responsabilidad de los más jóvenes.

Por su parte, el alcalde, Julián Nieva, también ha hecho un llamamiento a la responsabilidad y a la precaución, y sin descartar adoptar las medidas que se precisen en cada momento ha recordado que, con la ley en la mano, no se pueden prohibir reuniones de grupos de hasta 20 jóvenes y que los municipios que han prohibido el botellón lo han hecho por tratarse de concentraciones de más de 500 personas en espacios reducidos.

Nieva ha recordado que en la localidad se toman medidas preventivas continuamente, incluso antes de que se decretara el estado de alarma, y ha anunciado que, además de reconocer a los profesionales sanitarios, se hará lo propio con los fallecidos y con quienes han padecido coronavirus.

Más información en vídeos 
Comentarios