miércoles 2/12/20

Capellanes de Ciudad Real defienden los cuidados paliativos frente a la eutanasia

Los capellanes sostienen que "duele escribir un artículo sobre la eutanasia cuando todavía estamos sobrecogidos por las muertes provocadas por la epidemia SARS-COVID-19"

El equipo de capellanes de los hospitales del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) en la provincia de Ciudad Real han defendido públicamente la aplicación de los cuidados paliativos como respuesta a la cultura de la muerte que propugna la eutanasia.

En un comunicado hecho público en la web de la Diócesis de Ciudad Real y consultado por Efe, han apuntado que en su opinión esta es "la alternativa más humana y la que más se corresponde con el anhelo de vida que tiene toda persona y su familia".

Los capellanes sostienen que "duele escribir un artículo sobre la eutanasia cuando todavía estamos sobrecogidos por las muertes provocadas por la epidemia SARS-COVID-19".

Hemos visto mucho dolor y sufrimiento en los hospitales: en los enfermos, en sus familias y en el personal sanitario. Hacer defensa de la vida hasta que llegue la muerte natural no es lo mismo que hacer apología del dolor".

Y han comentado que "ambas realidades, constitutivas del ser humano, vida y muerte, no se deben menospreciar haciendo de ellas armas ideológicas desde las que defender nuestros posicionamientos políticos".

En este sentido, han advertido que "con profunda tristeza asistimos a un debate interesado que quiere hacer de la eutanasia una alternativa de progreso en oposición a los que no están de acuerdo con ella, definidos estos como inmovilistas e insensibles ante el sufrimiento humano".

Y han subrayado que "desde la experiencia en el hospital afirmamos que no es la muerte lo que angustia a los enfermos y a sus familiares, sino el dolor físico y el sufrimiento".

Por eso, mantienen que "es necesario que seamos honestos en el uso de nuestras palabras como cuando decimos morir dignamente, expresión edulcorada con la que se quiere enmascarar a la eutanasia, porque la muerte programada y ejercida sobre el enfermo no es la única alternativa", han afirmado.

Eutanasia es eso, una acción realizada en el cuerpo de otra persona a petición explícita y reiterada de esta con la intención de poner fin a su vida, por lo tanto, un acto deliberado de dar fin a la vida de un paciente, aunque sea por su propio requerimiento o a petición de sus familiares".

En su opinión, "la alternativa más humana, que más se corresponde con el anhelo de vida que tiene toda persona y su familia, son los cuidados paliativos" que, han concluido, "ayudan en el proceso de la enfermedad o de la muerte, cuando es inevitable, por medio de prácticas de confortabilidad, orientadas a evitar el sufrimiento innecesario". 

Más información en vídeos 
Comentarios