CRIA dice que es víctima de una actuación criminal que ha frustrado la compra del aeropuerto

El presidente de Ciudad Real International Airport (CRIA), Rafael Gómez, durante la rueda de prensa que ha ofrecido tras no poder materializarse la compra del Aeropuerto de Ciudad Real
photo_camera El presidente de Ciudad Real International Airport (CRIA), Rafael Gómez, durante la rueda de prensa que ofreció la semana pasada

La empresa que optaba a comprar el Aeropuerto de Ciudad Real, Ciudad Real International Airport (CRIA), ha asegurado que ha sido víctima de "una actuación criminal instrumentada" que ha frustrado la participación de un fondo de inversión inglés en la compra del aeropuerto de Ciudad Real.

En un escrito que ha presentado ante el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 y de lo Mercantil de Ciudad Real y al que ha tenido acceso Efe, CRIA señala que esta actuación criminal se ha producido mediante el envío al fondo inglés de "correos anónimos con información fiscal falsa".

Todo ello ha sido denunciado ante la policía y el juzgado de instrucción de Madrid al que, por turno, le corresponda analizar el caso, ha destacado la empresa.

En su escrito, Ciudad Real International Airport recuerda que era conocido por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 y de lo Mercantil de Ciudad Real que, como prestataria, la empresa firmó en septiembre de 2017 un acuerdo básico de financiación con el fondo de inversión para la adquisición del aeropuerto.

Desde entonces, se hallaban inmersos en un proceso de negociación al detalle de los contratos de préstamos y auxiliares que instrumentarían dicha financiación.

En la etapa final de estas negociaciones, a lo largo de los pasados meses de febrero y marzo, los abogados españoles del fondo inglés, cuyo nombre no cita pero ha transcendido que fue RoundShield Partners, recibieron correos que pretendía vincularlos a la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT), con determinada documentación de carácter privado y reservada, de naturaleza tributaria referente a controversias que mantiene una sociedad administrada por Rafael Gómez Arribas con la Agencia Tributaria.

Según CRIA, el conocimiento de estos documentos "empeoró, dificultó, dilató y finalmente encareció las negociaciones de las condiciones financieras del préstamo facilitado por el fondo", lo que ocasionó un perjuicio económico importante a la empresa que pretendía comprar el aeropuerto de Ciudad Real.

Ciudad Real International Airport ha asegurado que la AEAT no goza de la facultad de notificar y comunicar los documentos a nadie más allá del propio interesado y además, en parte, éstos contenían información "no veraz o errónea, rectificada después por la AEAT".

En ningún caso, han señalado desde la empresa, "esa información malintencionada se ajusta a la realidad, sino que fue adulterada con clara intención de perjudicar a Ciudad Real International Airport y al proceso de compra del aeropuerto".

De ahí, que hayan pedido ampliar el plazo de compra del aeropuerto de Ciudad Real, tal y como recogía hace unos días el juez Carmelo Ordoñez en un auto que hacía público.

En él, detallaba que Ciudad Real International Airport solicita un nuevo plazo para la firma de la escritura y ofrecía una cláusula penal de 500.000 euros para el supuesto de no cumplimiento.

A la vista de este escrito, el magistrado argumentaba que debía dar una respuesta a la petición hecha por la mercantil, para lo cual y, dada la trascendencia de lo interesado, era necesario dar traslado a la administración concursal, a la empresa concursada y a todos los acreedores personados en el procedimiento, para que en el plazo de 15 días hicieran las alegaciones oportunas.

Según recogía entonces el auto, será el 21 de mayo de 2018 cuando se dicte la resolución correspondiente estimando o desestimando lo solicitado por Ciudad Real International Airport. 

Comentarios