martes 26/1/21

Hospitales de Ciudad Real pone en marcha Planes de Contingencia para responder al COVID-19

Los hospitales de Alcázar de San Juan, Manzanares, Tomelloso y Valdepeñas se reorganizan para hacer frente a la pandemia del coronavirus
Hospitales de Ciudad Real pone en marcha Planes de Contingencia para responder al COVID-19
Hospitales de Ciudad Real pone en marcha Planes de Contingencia para responder al COVID-19

La Gerencia de Atención Integrada de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) ha puesto en marcha un Plan de Contingencia que contempla diversos escenarios asistenciales y medidas para reforzar los servicios y la seguridad de pacientes y profesionales ante la emergencia sanitaria provocada por el Covid-19. 

Este plan articula la organización de los circuitos de atención de los principales procesos asistenciales, la reestructuración de los espacios, tanto de hospitalización como de críticos, el personal y medios necesarios, así como la coordinación continua entre servicios y equipo directivo, ha informado Sanidad en nota de prensa. 

Con estas medidas se pretenden optimizar los recursos para priorizar la atención urgente, garantizando la actividad sanitaria a todos los pacientes, tanto a los que presentan patología respiratoria compatible con Covid-19 como a quienes presenten otros síntomas y necesiten asistencia que no pueda ser demorada, tal y como se recoge en el Plan de Reorganización de la actividad asistencial del Sescam para todas las áreas sanitarias. 

El Plan de Contingencia de la Gerencia de Alcázar de San Juan fija espacios para la atención de pacientes con coronavirus que incluyen áreas específicas de Urgencias, UCI y hospitalización, así como posibles áreas que pueden habilitarse en caso de ser necesario por el volumen de pacientes. 

De este modo, en Urgencias hay un circuito independiente y diferenciado para pacientes con patología respiratoria o sospechosa de coronavirus en el que se agiliza la hospitalización en caso de ser necesaria.

Para los ingresos por Covid-19 se han habilitado 70 camas en las plantas de hospitalización extras para tal cometido.

Si fuera necesario contar con más camas, este documento incluye la posibilidad de habilitar más en la planta de “Medicina Interna 3”, habitualmente usada en momentos de sobrecarga como la gripe. 

Para pacientes críticos se ha diseñado un plan específico, en colaboración con los servicios de UCI y Anestesia, que consiste en incrementar progresivamente las camas de críticos con las unidades de despertar de Digestivo y la reanimación habitual postquirúrgica. 

El Plan de Contingencia recoge también medidas para mantener la actividad urgente y programada que no pueda demorarse, de forma que los pacientes puedan ser atendidos con todas las garantías. 

Para ello se establece una estrategia para la actividad quirúrgica urgente que contará con tres quirófanos: uno dedicado a Ginecología y partos o cesáreas urgentes, otro para cirugía general y de Traumatología urgente y un quirófano específico que estará reservado para pacientes que hayan dado positivo en la prueba de coronavirus. 

Para la actividad quirúrgica programada no demorable se mantiene activo un quirófano, mientras que el resto de la actividad quirúrgica y médica programada con ingreso queda aplazada. 

En cuanto a las pruebas diagnósticas, también queda aplazada la actividad programada en los puntos de extracciones hospitalarios, así como determinadas pruebas diagnósticas, manteniéndose la gran mayoría, salvo que el paciente presente patología respiratoria, en cuyo caso no deberá acudir a su cita. 

En las consultas externas se está utilizando de manera generalizada la asistencia por vía telefónica en el caso de las revisiones. 

Respecto a la Atención Primaria, los centros de salud permanecen abiertos para atender la demanda no demorable, quedando suspendida toda la actividad previamente programada, salvo revisiones de calendario de vacunación a los niños.

RESTO DE HOSPITALES DE LA PROVINCIA

Además, tal y como han hecho cada una de las áreas sanitarias que integran el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), las Gerencias de Manzanares, Tomelloso y Valdepeñas (Ciudad Real) han puesto también en marcha sus planes de contingencia específicos, diseñados por los equipos directivos en coordinación con los profesionales sanitarios, para responder con garantías a la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus.

Las principales medidas de estas tres áreas se centran en crear circuitos diferenciados ya desde las Urgencias, para pacientes con patología respiratoria o sintomatología compatible con Covid-19, así como la reestructuración de las plantas de hospitalización de forma que tengan mayor capacidad para atender este tipo de casos.

Todos los planes se han diseñado con el objetivo de optimizar los recursos para priorizar la actividad urgente y garantizar la atención sanitaria tanto de aquellos pacientes que presenten sintomatología por coronavirus, como de quienes necesiten asistencia que no pueda ser demorada, tal y como se recoge en el Plan de Reorganización de la actividad asistencial definido por el SESCAM para todas las áreas sanitarias, según ha informado el Sescam en nota de prensa.

Tanto en el hospital Virgen de Altagracia de Manzanares como en Valdepeñas y Tomelloso se han establecido dobles circuitos en cada servicio de Urgencias, uno para patología respiratoria y otro para el resto de pacientes que requieran atención urgente. En Tomelloso se realiza asimismo el triaje desde la puerta de acceso donde hay un equipo para tratar pacientes con sospecha de coronavirus. Igualmente se han diferenciado salas de espera para evitar contacto de este tipo de patología con otras.

En el caso de las Urgencias del hospital de Valdepeñas se han reestructurado los espacios de forma que el nuevo circuito de Urgencias incluye el área destinada habitualmente a Cirugía Mayor Ambulatoria, con más camas y espacios de exploración adicionales.

Para los ingresos por Covid 19 se han creado unidades de hospitalización especificas en cada uno de los hospitales. En el caso de Manzanares se dedica a patología respiratoria toda la zona de hospitalización de Medicina Interna y se aíslan todos los pacientes con sospecha de coronavirus que requieren ingreso. En caso necesario, se han reorganizado el resto de unidades de hospitalización para poder atender casos covid19 si se supera la capacidad de Medicina Interna.

Algo similar ocurre en el resto de hospitales. En Valdepeñas en concreto están destinadas a pacientes que requieren aislamiento las unidades de hospitalización B y C y se mantiene la planta D para los pacientes quirúrgicos cuya cirugía no era demorable, así como el resto de patologías no respiratorias.

En el Hospital de Tomelloso se han establecido grupos de trabajo para conocer y monitorizar las necesidades de material en cada servicio y centro sociosanitario, de forma que puedan dispensarse los equipos requeridos en cada momento de acuerdo a las demandas. Además, se ha activado un servicio de atención al profesional para cualquier consulta sobre coronavirus con el fin de garantizar la seguridad de todos los trabajadores.

La reorganización de la actividad asistencial se realiza con un doble objetivo, disminuir la asistencia y circulación de personas por los centros sanitarios y contribuir a la contención de contagios y, por otra parte, garantizar la disponibilidad de más camas para la atención urgente derivada de la crisis sanitaria.

En el caso de la Atención Primaria se ha priorizado la atención telefónica y los profesionales están llamado a los pacientes que tenían cita programada pata evitar movimientos de personas que puedan favorecer contagios.

Para cualquier tipo de duda que puedan tener los ciudadanos que estaban pendientes de una consulta, en todas las gerencias se ha puesto a disposición del ciudadano una línea telefónica para resolver dudas respecto a la reprogramación de citas. Esta línea es atendida personalmente de lunes a viernes de 8.00 a 20.00 horas.

Comentarios