domingo 27/9/20

CHG y el Seprona detectan la manipulación de caudalímetros en el Alto Guadiana

La Confederación ha alertado de que los titulares de estos caudalímetros pueden ser autores de un delito contra el medio ambiente y los recursos naturales y recibir sanciones que superarán, en su caso, los 50.000 euros
CHG y el Seprona detectan la manipulación de caudalímetros en el Alto Guadiana
CHG y el Seprona detectan la manipulación de caudalímetros en el Alto Guadiana

La Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG), en colaboración con el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, han detectado en la última semana la manipulación de una quincena de caudalímetros destinados a medir el consumo de agua que hacen los regantes en el Alto Guadiana.

En un comunicado de prensa remitido este viernes, la Confederación ha alertado de que los titulares de estos caudalímetros pueden ser autores de un delito contra el medio ambiente y los recursos naturales y recibir sanciones que superarán, en su caso, los 50.000 euros.

La CHG ha recordado que en el marco de las actuaciones de control y vigilancia del dominio público hidráulico que realiza la Confederación Hidrográfica del Guadiana con la colaboración del Seprona, han podido constatar que continúa la manipulación de contadores volumétricos instalados en captaciones de aguas subterráneas en el Alto Guadiana.

Para ello, los regantes, han advertido, utilizan diferentes procedimientos como el empleo de imanes, alambres o varillas para llevar a cabo esta manipulación y evitar que se conozca realmente el uso del agua subterránea que realizan.

La manipulación de caudalímetros, han señalado fuentes de la CHG, además de una sanción económica importante, conlleva la tramitación de las extinciones de los derechos al uso del agua de estos aprovechamientos.

La Ley de Aguas dispone que los titulares de las concesiones administrativas de aguas, tanto subterráneas como superficiales, y todos aquellos que por cualquier título tengan derecho a su uso privativo de las aguas, estarán obligados a instalar y mantener los correspondientes sistemas de medición que garanticen información precisa sobre los caudales de agua en efecto consumidos o utilizados y, en su caso, retornados.

Los caudalímetros facilitan información sobre los caudales de agua utilizados para garantizar el respeto a los derechos existentes, medir el volumen de agua realmente consumido o utilizado, permitir la correcta planificación y administración de los recursos y asegurar la calidad de las aguas.

La CHG ha hecho un llamamiento a la concienciación de los usuarios de agua y a la responsabilidad en su uso y ha destacado que este tipo de comportamientos fraudulentos redundan en el perjuicio del resto de los usuarios y fundamentalmente en la sostenibilidad y mantenimiento de las masas de aguas subterráneas y superficiales, así como de los ecosistemas asociados a las mismas, como es el caso del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel y otros humedales manchegos.

Más información en vídeos 
Comentarios