CCOO plantea propuesta para estabilizar empleo y mejorar clima laboral Vestas

Vestas despide a 10 empleados de su planta de Daimiel y prescinde de otros 22, según el Comité de Empresa - Imagen de dicha fábrica en la localidad ciudadrealeña
photo_camera CCOO plantea propuesta para estabilizar empleo y mejorar clima laboral Vestas

La sección sindical de CCOO en Vestas-Daimiel (Ciudad Real) planteará al comité de empresa una propuesta a negociar con la empresa para reducir de forma sustancial la alta tasa de temporalidad en la planta, cercana al 50 por ciento.

Francisco Javier Flores, responsable de CCOO en Vestas-Damiel, ha explicado en un comunicado que se ha llegado "a un punto de tensión y malestar laboral que no es bueno para nadie. Por supuesto no para los trabajadores, ni para los eventuales y de Empresas de Trabajo Temporal (ETT), ni para los que tienen contratos estables"

Pero tampoco, ha insistido el líder sindical, para la propia empresa. "Vestas no ahorra ni gana nada con esta situación, pero sí tiene mucho que perder porque el entorno de trabajo deja mucho que desear y la conflictividad repercute tanto en la implicación de los trabajadores como en la imagen de la compañía", ha señalado.

De los casi 1.000 trabajadores con los que cuenta la planta, casi la mitad, 460, son "temporales individualmente, porque la empresa, que cuenta con una bolsa de empleo de 700-800 personas, los va rotando se supone que en función de las necesidades de producción".

Según Flores, "Vestas ha convertido ese trabajo temporal en estructural, de forma que, aunque cada trabajador esta unos meses y luego se cambia por otro, el número global de eventuales permanece, más o menos es siempre el mismo", ha advertido.

"Creemos que tanta temporalidad no está justificada e incumple a nuestro juicio lo establecido en el Convenio General de Química", ha concluido.

De hecho, ha añadido el secretario general de CCOO-Industria en Ciudad Real, David Vera, la Inspección de Trabajo ha forzado recientemente a la incorporación a la plantilla, como trabajadores indefinidos, a una veintena de eventuales.

"Pero es que, además, este nivel de eventualidad y de rotación no favorece la productividad, dificulta la organización del trabajo y, sobre todo, enrarece el clima laboral y daña las relaciones humanas y la propia imagen de la compañía", ha concluido Vera. 

Comentarios