Un joven ingresará en psiquiátrico tras reconocer que intentó matar a su madre

Un hombre de 30 años de edad en la actualidad, I.V.P., ha reconocido este miércoles que intentó matar a su madre, así como agredir a los policías locales y guardias civiles que acudieron en su ayuda, en el domicilio familiar de Almagro (Ciudad Real) y será internado en un centro psiquiátrico.

El juicio contra este joven se ha iniciado este miércoles en la Sección Segunda de la Audiencia de Ciudad Real con la declaración del procesado, que ha sido muy breve, habiéndose suspendido el resto de testimonios al aceptar este los hechos.

La discrepancia entre fiscal y defensa se basa en el número de años de ingreso en el centro psiquiátrico, ya que el fiscal, que aplica la eximente completa de enajenación mental, pide 11 años, mientras que la defensa lo reduce a dos años y medio.

Según ha señalado el fiscal jefe, Jesús Caballero, a los medios de comunicación, el reconocimiento de los hechos es "compatible" con la eximente de enajenación mental, según han certificado los médicos forenses que le han analizado.

Por su parte, el abogado del joven, Javier Nieto, ha declarado a los medios que la discrepancia con el fiscal está en el tiempo de internamiento, ya que si se reconocen los hechos y se admite que fue a causa de un brote psicótico, los 11 años que pide el Ministerio Público son "excesivos".

El juicio continuará este jueves, con el informe pericial médico, que será fundamental a la hora de establecer el período de internamiento.

REANUDAR EL TRATO

Nieto ha indicado que el acusado, ingresado en la Unidad Psiquiátrica de la cárcel de Herrera de la Mancha, está totalmente integrado, está estudiando 4º de la ESO y lleva una vida normal.

Dado que hay una orden de alejamiento, no tiene relación con la madre, que estaba presente en el juicio, aunque si la mantiene con uno de sus hermanos, que ejerce como tutor tras declararse en su día la incapacitación del acusado. El abogado ha señalado que la madre, por otro lado, quiere, en su momento recuperar la relación con su hijo.

Por su lado, la madre, que no ha querido que se le graben declaraciones, en una conversación con los medios, ha dicho que se encuentra "bien" tras pasar de baja 11 meses.

HECHOS

Los hechos ocurrieron en la mañana del 27 de octubre de 2013, cuando la madre se encontraba en la cocina de la casa y el hijo la atacó con una mano de almirez de unos 20 centímetros de largo.

Cuando perdió el control del almirez, se hizo con un cuchillo de 12 centímetros de hoja, agrediéndola en las manos y los brazos.

Ante la llegada de policías locales y guardias civiles, que fueron avisados por los vecinos, tras derribar estos la puerta de la casa, fueron agredidos también por el hombre, que, entre otras cosas, les lanzó un almirez y un espejo.

Comentarios