lunes 25/1/21

Ganadero que se enfrenta a sanción 800.000 euros niega haber envenenado águilas

El ganadero de Viso del Marqués (Ciudad Real) que ha sido juzgado este jueves acusado de envenenar a seis águilas imperiales ibéricas, ha negado que él pusiera los cebos que acabaron con la vida de los animales y ha dicho que pudieron haber sido colocados por otras personas.

Las partes personadas en esta causa como acusaciones --Fiscalía, Junta de Comunidades y la organización SEO/BirdLife-- piden para esta persona una pena de hasta más de dos años de cárcel e indemnizaciones que van desde los 360.000 euros a los 800.000 euros que reclama el grupo ecologista.

La defensa del ganadero ha pedido su libre absolución, por entender que los cebos colocados en enero de 2012 --nueve en total-- no fueron los que acabaron con la vida de las águilas.

Según su versión, las aves habrían muerto varios días antes de ser halladas, mientras que los cebos descubiertos eran más recientes de esa fecha, atendiendo a los análisis oficiales que se hicieron.

Por su parte, David de la Bodega, coordinador del proyecto Life de SEO/Bird/Life, ha dicho, en declaraciones a Europa Press, que estos argumentos de la defensa son "muy débiles", dado que la misma sustancia que aparecía en las aves fue la que había en los cebos y en la carne de conejo adherida a los mismos.

Sobre la petición de indemnización por parte de la organización ecologista, 800.000 euros, De la Bodega ha recordado la existencia de un decreto de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha que valora cada águila imperial ibérica en 60.000 euros.

A esto hay que unir lo que consideran el "grave daño ecológico", debido a que se trata de una especie de la que solo quedan 150 parejas en la toda la comunidad autónoma.

Comentarios