domingo 29/5/22

El exgerente de EMUMASA-Daimiel niega los delitos de malversación y estafa

El fiscal pide 3 años y 9 meses de cárcel para el exgerente de la Empresa Municipal de Urbanismo y Medio Ambiente (EMUMASA) de Daimiel entre los años 2002 y 2011 por un presunto delito de malversación y estafa

En la imagen la Audiencia Provincial de Ciudad Real
El exgerente de EMUMASA-Daimiel niega los delitos de malversación y estafa

El exgerente de la Empresa Municipal de Urbanismo y Medio Ambiente SA (EMUMASA) de Daimiel (Ciudad Real), que ocupó el puesto entre julio de 2002 y julio de 2011, negó este martes en sede judicial haberse quedado con dinero del alquiler de una finca que había arrendado en nombre de la empresa.

El exgerente, para el que el fiscal pide 3 años y nueve meses de cárcel en total, está acusado de los delitos de malversación de caudales públicos y de estafa.

El procesado reconoció que se le alquiló una finca durante un año a un empresario agrícola de la localidad, F.LC., para su explotación, mientras que se esperaba que en la zona se levantara un polígono industria, por 12.000 anuales, que se serían abonados al final del plazo.

El año de alquiler se firmó en julio de 2009, negando el acusado que en mayo o junio de 2010 le pidiera al arrendatario 6.000 euros, que éste ha confirmado en la primera sesión del juicio celebrada este miércoles que sí lo hizo, a cambio de no cobrarle el alquiler total, sin entregarle ningún documento o recibí.

L.O.B. dijo que el contrato de alquiler fue rubricado por los administradores de la empresa, que han negado en el juicio acordarse de este caso en concreto, y que no había que dar cuenta al Consejo de Administración de EMUMASA debido el al tipo de contrato que era y tal como se recoge en le ley de patrimonio municipal.

Pese a que, según su versión, el arrendatario no pagó los 12.000 euros al final del primer período de un año, el acusado ha señalado que se le prorrogó el contrato otro año debido a las negociaciones que se mantenían con el empresario agrícola.

El acusado ha explicado, en este sentido, que el agricultor iba a ser uno los clientes de la planta de compostaje que EMUMASA preveía construir en la localidad para aprovechar los lodos de la depuradora.

Por su lado, el alcalde de Daimiel en la época cuando ocurrieron los hechos, José Díaz del Campo, ha indicado que no conocía nada del tema y que se enteró del mismo cuando fue llamado a declarar como testigo para el juicio.

El exgerente de EMUMASA-Daimiel niega los delitos de malversación y estafa
Comentarios