martes 17.09.2019

La abogada agredida por un cliente en Ciudad Real espera justicia para el acusado y para ella

La abogada a la que un cliente intentó matar en su despacho en Ciudad Real en 2013, incidente en el que su marido resultó herido de gravedad, Amparo Navarro, ha declarado este miércoles que espera que en el juicio se haga justicia

La abogada y su marido -al que hirió en el cuello-, en primer término, en la bancada del público en el juicio. Fotografía: Diario Lanza / Elena Rosa
La abogada y su marido -al que hirió en el cuello-, en primer término, en la bancada del público en el juicio. Fotografía: Diario Lanza / Elena Rosa

La abogada a la que un cliente intentó matar en su despacho en Ciudad Real en noviembre de 2013, incidente en el que su marido resultó herido de gravedad, Amparo Navarro, ha declarado este miércoles que espera que en el juicio que se celebra estos días en la Audiencia Provincial se haga justicia para el acusado y para ella y su familia".

En declaraciones a los medios minutos antes de iniciarse la segunda sesión de la vista oral, Navarro ha mostrado su "confianza en la justicia", pero ha destacado la gravedad de los hechos ocurridos.

Navarro ha recordado que este incidente ha "cambiado" su vida y la de su familia, que han tenido que modificar sus modos de actuación, tanto ella como su marido.

La abogada ha reiterado que, en este caso, ella era la "clave" del suceso y que el acusado la tenía como objetivo, tras haberle llevado años atrás su caso de divorcio.

En la segunda sesión de la vista oral han declarado los psiquiatras que han atendido desde 2003 al acusado, L.M.V.D., un policía dado de baja por problema mentales, que han confirmado que sufría un trastorno de la personalidad "ansioso depresivo".

Un trastorno que le afectaba a su capacidad "cognitiva y volitiva" de manera significativa, aunque no se le anulaba del todo. No obstante, no han descartado que dada la personalidad que tenía, la situación por la que atravesaba, mala desde el punto de vista económico, influyera en la decisión que tomó.

El juicio está previsto que finalice mañana, jueves, con la testifical de los forenses judiciales y con la presentación de los conclusiones finales de las partes.

En este caso, la fiscal pide nueve años de cárcel por intento de homicidio, la acusación particular 32 años por dos intentos de asesinato y la defensa, de inicio, la libre absolución, basándose en el hecho de que el acusado no tenía intención de matar y por su situación psicológica.

Más información en vídeos 
Comentarios