sábado 11.07.2020

SEO/BirdLife pone geolocalizadores a 32 vencejos para seguir su migración

La organización SEO/BirdLife ha colocado geolocalizadores a 32 vencejos comunes de Madrid, Ciudad Real y León en el marco del programa Migra que desarrolla en colaboración con la Fundación Iberdrola, con el objetivo de conocer los movimientos y la migración de las aves.

Según ha informado la ONG, miles de vencejos comunes, una de las aves más representativas de los pueblos y ciudades, inundan los cielos cada primavera con sus característicos chillidos. Pero esta ave tan conocida en nuestras latitudes, eminentemente voladora y que solo se posa para criar, aún esconde importantes incógnitas sobre sus viajes migratorios y sus zonas de invernada.

A partir de estas fechas, los vencejos comenzarán a abandonar sus nidos para viajar a África, aunque de momento se desconoce a donde van.

Los geologalizadores son una tecnología en miniatura de seguimiento remoto que tienen un peso de 0,6 gramos, con los que se podrán seguir los movimientos y la migración de un ave tan pequeña (unos 40 gramos de peso), es preciso emplear tecnología en miniatura.

Este dispositivo registra el nivel de luz en el lugar donde se encuentran, mediante complicadas fórmulas astronómicas, son capaces de especificar dónde está el ave en cada momento.

En el verano de 2012 la organización marcó ocho vencejos comunes con geolocalizadores y un año después, los técnicos del programa Migran lograron recapturar a uno de ellos para descargar la información almacenada en su aparato. Se trataba de Goyeneche.

Durante este verano, SEO/BirdLife ha marcado un tota de 32 vencejos: 22 en Madrid, 6 en Ciudad Real y 4 en León, todos equipados con uno de estos dispositivos en su espalda, que permitirá saber dónde han viajado. Esta temporada, además, también se ha recapturado otra ave con geolocalizador de las marcadas en 2012, cuyos datos se analizan en estos momentos.

De acuerdo a la información proporcionada por Goyeneche a los técnicos de la ONG, este vencejo viajó desde el municipio madrileño de Nuevo Baztán, hasta Uganda, Tanzania y Kenia, a 6.000 kilómetros de su nido en España para pasar el invierno sobre las extensas áreas de selvas y sabanas. En menos de diez meses realizó un viaje de más de 20.000 kilómetros.

Las aves marcadas este año en esta misma localidad, así como las de Ciudad Real y León, desvelarán con más detalle la migración de esta enigmática especie: si todos los vencejos van a invernar a las mismas zonas que Goyeneche o si eligen destinos de invernada muy diferentes. Habrá que esperar un año para saberlo.

Más información en vídeos 
Comentarios