Gobierno colabora en la restauración del Humedal Junta de los Ríos en Alcázar

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), colaborará en la restauración del Humedal La Junta de los Ríos en Alcázar de San Juan (Ciudad Real), en la confluencia de los ríos Cigüela y Záncara

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), colabora en la restauración del Humedal La Junta de los Ríos en Alcázar de San Juan
photo_camera El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), colabora en la restauración del Humedal La Junta de los Ríos en Alcázar de San Juan

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), a través de la Fundación Biodiversidad y la Confederación Hidrográfica del Guadiana, colaborará en la restauración del Humedal La Junta de los Ríos en Alcázar de San Juan (Ciudad Real), en la confluencia de los ríos Cigüela y Záncara.

Este viernes ha tenido lugar una reunión de trabajo en Alcázar de San Juan para coordinar esta actuación, en la que han participado representantes del Ministerio de Agricultura Alimentación y Medio Ambiente, de la Fundación Biodiversidad, del Ayuntamiento, de la Confederación Hidrográfica del Guadiana y de la Comunidad Autónoma de Castilla- la Mancha, ha informado el Ministerio en nota de prensa.

El Ayuntamiento de Alcázar de San Juan decidió presentar dicho proyecto de restauración a la convocatoria de concesión de ayudas de la Fundación Biodiversidad de 2013, y fue finalmente seleccionado y dotado con un presupuesto de 75.200 euros.

Dado que el presupuesto total de ejecución estaba estimado en 178.000 euros, la diferencia fue asumida por el propio Ayuntamiento (Mancomunidad de Servicios CONSERMANCHA), tras acordar la viabilidad y adecuación del proyecto con el resto de administraciones con competencias en la zona.

El Humedal Junta de los Rios está ubicado en la confluencia de los ríos Cigüela y Záncara, y se inundaba históricamente cuando el caudal de estos ríos, que son cauces fluviales poco encajados y de escasa profundidad, se incrementaba y desbordaba, inundando una amplia zona de manera temporal.

Se trata, por lo tanto, de un caso típico de tablas fluviales asentadas sobre una llanura de inundación. Este tipo de humedales era muy común hasta mediados del siglo pasado en la zona de La Mancha, pero fueron desapareciendo paulatinamente hasta su casi total extinción en la actualidad.

En el transcurso de los últimos sesenta años se ha observado una importante regresión en la superficie que originalmente ocupaba este humedal, así como una clara disminución del número de episodios de inundación y de la duración de los mismos, todo ello relacionado fundamentalmente con antiguas desecaciones parciales y con la escasez de agua que en la actualidad circula por estos ríos.

Comentarios