El área de Manzanares utiliza una técnica pionera en pacientes con edema de pulmón

Los profesionales médicos y de enfermería de los centros de salud del área integrada de Manzanares (Ciudad Real) han empezado a recibir formación sobre una técnica muy beneficiosa que es habitual en el ámbito hospitalario

El Hospital de Manzanares ya cuenta con una helisuperficie para vuelos nocturnos
photo_camera Imagen de una de las entradas del Hospital de Manzanares (Ciudad Real)

Los profesionales médicos y de enfermería de los centros de salud del área integrada de Manzanares (Ciudad Real) han empezado a recibir formación sobre una técnica muy beneficiosa que es habitual en el ámbito hospitalario y de transporte urgente, pero que hasta el momento no se ha utilizado en el área de Atención Primaria.

La técnica no mecánica de CPAP consiste en convertir un flujo de gas, en este caso oxígeno, en presiones que favorecen el intercambio gaseoso a nivel alveolar. Con ello, se mejora la oxigenación del paciente y las alteraciones hemodinámicas que se producen secundariamente al fallo cardiaco que está sufriendo el paciente. Se aplica con una mascarilla sujeta por un arnés y conectada a una fuente de flujo que favorece la entrada del gas al pulmón, según ha informado la Junta en nota de prensa.

La evidencia científica ha demostrado la utilización de la CPAP en el edema agudo de pulmón es de primera elección y disminuye la morbimortalidad. Hace unos años era impensable la aplicación de este soporte respiratorio en pacientes agudos a nivel de la atención primaria debido a la necesidad de respiradores de uso hospitalario exclusivo. Actualmente, la innovación tecnológica ha permitido que en un dispositivo del tamaño de una mascarilla junto a una válvula de unos 4 centímetros pueda salir de las unidades de cuidados intensivos y urgencias y empiece a llegar hasta el primer nivel de la asistencia.

Técnica sencilla

Esta sencilla técnica, que convierte a los puntos de atención continuada de la Gerencia de Atención Integrada de Manzanares en pionera en su aplicación, es la presión positiva continua en la vía aérea (CPAP). Es un modo de ventilación con un dispositivo no mecánico, muy simple, en el edema agudo de pulmón, destinado a estabilizar al paciente lo antes posible, ayudando con esta maniobra terapéutica a acelerar los efectos de la medicación administrada y disminuyendo la tasa de intubaciones orotraqueales secundarias a la insuficiencia respiratoria aguda derivada del cuadro clínico.

Es por ello, se utilizará en los pacientes que acudan a los puntos de atención continuada, con una insuficiencia respiratoria aguda grave por edema agudo de pulmón, para posteriormente, ser trasladados al servicio de urgencias hospitalarias del Hospital de Manzanares.

La formación está siendo impartida por las doctoras del Servicio de Urgencias del Hospital Virgen de Altagracia de Manzanares, Carmen Sánchez Tapia y Elena Carrasco, quienes trasladan a los trabajadores de los centros de salud los fundamentos fisiopatológicos de la técnica, cómo se coloca el dispositivo para su uso correcto y cuáles son los cuidados del pacientes que está recibiendo CPAP.

Asimismo, una parte importante de la asistencia es recoger los datos de aplicación para poder monitorizar su práctica y obtener conclusiones sobre sus beneficios, ampliamente demostrados en los servicios de emergencia y urgencia hospitalaria.

Comentarios