lunes 15.07.2019

Doce personas desalojadas del Pleno del Ayuntamiento de Ciudad Real

Siete agentes de la Policía Local de Ciudad Real procedieron a desalojar del Pleno del Ayuntamiento, y posteriormente a identificar, a una docena de trabajadores y estudiantes que protestaron contra la privatización de las residencias universitarias y que abandonaron el salón

Imange de uno de los Plenos del Ayuntamiento de Ciudad Real - Archivo
Imange de uno de los Plenos del Ayuntamiento de Ciudad Real - Archivo

Siete agentes de la Policía Local de Ciudad Real procedieron a desalojar del Pleno del Ayuntamiento, y posteriormente a identificar, a una docena de trabajadores y estudiantes que protestaron contra la privatización de las residencias universitarias y que abandonaron el salón lanzando gritos de "lo público no se vende, se defiende" y "menos rotondas y más empleo".

El Pleno se inició con normalidad, aunque al llegar a los puntos del orden del día correspondientes a sendas mociones presentadas por IU y PSOE solicitando que el Ayuntamiento inste a la Junta a que paralice la privatización de estas residencias --de las que cuatro funcionan en la capital y 15 en toda la región-- los trabajadores y alumnos se pusieron en pie luciendo camisetas en las que se podían leer lemas como "lo público no se vende, se defiende" y "no a las privatizaciones de las residencias universitarias".

Mientras que PSOE e IU defendieron sus mociones justificando la no privatización en los perjuicios que podría conllevar para las familias y estudiantes como la subida de tasas o el empeoramiento del servicio, los manifestantes se mantuvieron en silencio, pero cuando, en sus turnos de réplica, la concejala de Educación Ana Beatriz Sebastiá empezó a recordar la intervención del consejero de Educación, Marcial Marín, el pasado 16 de mayo, se comenzaron a escuchar gritos de "mentira", que se repitió tras cada argumento que ofrecía Sebastiá.

Finalmente, y tras llamarlos al orden en tres ocasiones, la alcaldesa de Ciudad Real, Rosa Romero, ordenó su desalojo pero, como no se produjo de forma voluntaria, requirió la presencia de la Policía Local, momento en que se levantaron quienes protestaban de sus asientos mientras contestaban a la primera edil que exigía respeto que "el respeto no se pide, sino que se gana, pero no paran de mentir al pueblo".

Asimismo, insistiendo en que hasta el momento todas las residencias universitarias de Castilla-La Mancha son públicas, y mientras Romero pedía a los agentes que tomara nota de todos los que habían hablado durante el Pleno, se marcharon reivindicando de nuevo que "lo publico no se vende, se defiende".

Más información en vídeos 
Comentarios