Ayuntamiento de Daimiel espera un acuerdo con Gicaman para liquidar Emumasa

Ayuntamiento de Daimiel (Ciudad Real) deberá readmitir a trabajadora despedida por su 'adscripción política'
photo_camera Ayuntamiento de Daimiel espera un acuerdo con Gicaman para liquidar Emumasa

El Ayuntamiento de Daimiel (Ciudad Real) confía poder llegar a un acuerdo con la empresa pública de Gestión de Infraestructuras de Castilla-La Mancha (Gicaman), para que acepte el acuerdo para cerrar la liquidación de la que fuera Empresa Municipal de Urbanismo y Medio Ambiente S.A. (Emumasa).

El concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Daimiel, Jesús David Sánchez de Pablo, ha confirmado hoy, en un comunicado de prensa, que se van a retomar las negociaciones con los dos últimos grandes acreedores de Emumasa para intentar liquidar la última parte de la deuda de la empresa municipal antes de que acabe el año.

Esas negociaciones serían por un lado con Liberbank, cuya deuda asciende alrededor de 100.000 euros, y por otro con Gicaman, a la que Emumasa le adeuda en torno a 1,4 millones de euros.

Tras llegar el año pasado a un acuerdo con los otros dos principales acreedores financieros, Globalcaja y Bankia, Sánchez de Pablo no cree que ahora Gicaman, empresa que depende de la Junta de Comunidades, "ponga dificultades o cuestione la liquidación de Emumasa".

El concejal de Hacienda ha recordado que el Ayuntamiento, con más de cuatro millones de euros, era el principal de acreedor de Emumasa, y por ese motivo se adjudicó los inmuebles del Museo Comarcal y de la Policía Local con el objetivo de "salvaguardar esos servicios públicos".

A continuación, los activos restantes de Emumasa se dividieron en lotes y se adjudicaron a los demás acreedores.

Un reparto que Sánchez de Pablo ha calificado de "justo", y al que dieron su visto bueno Globalcaja y Bankia.

Sánchez de Pablo se ha mostrado optimista sobre poder alcanzar este acuerdo, principalmente si se tiene en cuenta "que no hay otra alternativa" y que "es la solución menos mala para todas las entidades".

Si finalmente se cierra el acuerdo, Sánchez de Pablo ha avanzado que Daimiel volverá a incumplir los requisitos de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera.

Sin embargo, ha precisado, "el Ayuntamiento estará en condiciones de rebajar su limite de endeudamiento por debajo del 110 %, lo que en cantidades absolutas sería dejar la deuda municipal en menos de 20 millones de euros, cuando en 2011 ascendía a alrededor de 38 millones de euros".

El Ayuntamiento de Daimiel asumió en 2011 una deuda de Emumasa por valor de 7,4 millones de euros. 

Comentarios