jueves 28.05.2020

Asaja critica el encharcamiento del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel

Asaja expresa su "contrariedad" por esta decisión y ha lamentado que finalmente se haya optado por esta opción en lugar de acometer un trasvase desde la cabecera del Tajo hasta la 'Tubería Manchega', a través del acueducto Tajo-Segura

La organización agraria Asaja de Ciudad Real ha criticado la decisión de la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) de encharcar artificialmente el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, utilizando los pozos de emergencia existentes. 

En un comunicado de prensa, Asaja de Ciudad Real ha expresado este jueves su "contrariedad" por esta decisión y ha lamentado que finalmente se haya optado por esta opción en lugar de acometer un trasvase desde la cabecera del Tajo hasta la 'Tubería Manchega', a través del acueducto Tajo-Segura. 

Asaja ha recordado que las infraestructuras para llevar a cabo ese trasvase existen, y que se encuentran en buen estado operativo, además de que la cabecera del Tajo dispone de recursos hídricos suficientes para derivar unos 20 hectómetros cúbicos de agua a las Tablas de Daimiel. 

Para la organización agraria, encharcar el humedal por pozos de emergencia es la alternativa menos aconsejable y ha señalado que, de hecho, la normativa aplicable dispone que sería una opción "b" con respecto a la "a", que es el trasvase. 

Por otro lado, Asaja ha considerado que el encharcamiento artificial en la forma elegida tiene diversas contraindicaciones y ha advertido que la fecha para la puesta en marcha de esta medida no es la más aconsejable, puesto que el encharcamiento máximo previsto se producirá en los meses de primavera-verano, cuando la evapotranspiración será máxima.

Además, la utilización del recurso subterráneo para los fines perseguidos propiciará una depresión del nivel freático en el entorno de estos pozos de emergencia, lo que es difícilmente justificable, ha añadido Asaja, que ha apuntado que el entorno del Parque Nacional de las Tablas de Daimiel se caracteriza por disponer de aguas con salinidades diferentes, según su origen natural, por lo que el aporte de recursos exclusivos del acuífero provocará una modificación notable de la química del agua de la zona encharcada. 

Sin embargo, esta modificación química que se reduciría de forma notable si el agua aportada procediese íntegramente del trasvase, al ser de mejor calidad, ha indicado la organización agraria.

Más información en vídeos 
Comentarios