Antonio Linares, tres orejas y un rabo en su alternativa en Pedro Muñoz

Antonio Linares, tres orejas y un rabo en su alternativa en Pedro Muñoz - Fotografía: www.burladero.tv
photo_camera Antonio Linares, tres orejas y un rabo en su alternativa en Pedro Muñoz - Fotografía: www.burladero.tv

El diestro ciudadrealeño Antonio Linares cortó tres orejas y un rabo en la tarde de su alternativa como matador de toros en Pedro Muñoz (Ciudad Real), en la que el padrino y testigo de ceremonia, Juan José Padilla y Fortes, respectivamente, obtuvieron también un apéndice.

FICHA DEL FESTEJO.- Seis toros de Castillejo de Huebra, de aceptable presencia, faltos de casta y fuerzas. El menos malo fue el sexto, que, aunque rajado, tuvo cierto temple, y fue premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre de manera incomprensible.

Juan José Padilla, ovación y oreja tras aviso.

Fortes, silencio y oreja.

Antonio Linares, que tomó la alternativa con el toro "Engañoso", número 23 y de pelo negro mulato, oreja, y dos orejas y rabo.

La plaza registró media entrada en los tendidos.

-----------------------

LINARES PUSO EL INTERÉS

El descastado juego de la corrida de Castillejo de Huebra impidió que el festejo que servía a Antonio Linares para tomar la alternativa respondiera a las expectativas creadas que, a buen seguro, no eran pocas para el toricantano.

De hecho, su segundo, sexto de la tarde, fue muy protestado por una aparente descoordinación, pero en realidad fue más un cúmulo de malestar por la mala condición de los cinco toros anteriores.

No se devolvió y Antonio Linares consiguió volver las lanzas cañas y meter al público en una faena asentada que aprovechó las querencias a tablas de su oponente para torear con desmayo y gusto, sobresaliendo varios naturales cadenciosos y largos. Además, mató a la primera de estocada entera arriba recibiendo.

En el de la alternativa mostró voluntad de agradar en su persecución del toro, tendente a dirigirse constantemente a la puerta de toriles. Solvente y muy interesante actuación de este nuevo torero manchego, sobre todo por la personalidad demostrada en el que cerró plaza en un ambiente a la contra.

Padilla puso voluntad pero sus trasteos no pasaron de eso, de voluntariosos, mientras que Fortes derrochó firmeza en sus dos toros como rasgo más destacado.

Comentarios