domingo 24/1/21

Dos años y medio de prisión para hombre que intentó acuchillar a otro en Ciudad Real

En la imagen de archivo la Audiencia Provincial de Ciudad Real donde se celebró la vista contra el acusado
En la imagen de archivo la Audiencia Provincial de Ciudad Real donde se celebró la vista contra el acusado

La Audiencia Provincial de Ciudad Real ha condenado a J.D.G., conocido por el alias de 'Pitingo', a dos años y medio de prisión al considerarle culpable de un delito de homicidio en grado de tentativa.

Según la sentencia consultada por Efe, el tribunal ha considerado probado que sobre las 20:45 horas del 24 de marzo del pasado año, cuando caminaba por el Paseo de Carlos de Eraña, de Ciudad Real, próximo a su domicilio, al llegar a la altura de un bar el condenado se dirigió a una mujer que se encontraba fumando en un velador para pedirle un cigarro.

Ante su negativa, J.D.G. empezó a increparla diciéndole diversos improperios y maldiciones ante lo cual el marido de esta, que se encontraba en el interior del bar acompañado de su hija, alertado por lo que estaba ocurriendo, se encaminó hacia el condenado a quién conocía del barrio y le dijo que no molestara más a su mujer ni le pidiese tabaco.

En ese momento, J.D.G. saco del bolsillo interior izquierdo de su cazadora un arma blanca u objeto inciso punzante y de forma súbita le asestó un corte o tajo, de derecha a izquierda, desde la oreja hasta la garganta, mientras que en un movimiento instintivo o reflejo el agredido se echaba hacia atrás.

Acto seguido, al darse cuenta del corte, el agredido salió corriendo, al que persiguió el acusado por la vía pública hasta que otros clientes y empleados del bar, al escuchar los gritos de la mujer pidiendo ayuda, se dirigieron a este diciéndole que estaba "loco" y que "lo dejará", tras lo que finalmente se marchó.

A consecuencia de los hechos el marido de la mujer sufrió una herida incisa superficial en el cuello de 17 centímetros de longitud que solo le afectó a planos cutáneos de una zona que es considera vital de primer orden, porque a escasos milímetros discurren la arteria carótida y la vena yugular.

El acusado, que es politoxicómano de larga evolución desde los 22 años, con dependencia a opiáceos y benzodiacepinas, está sometido al programa de mantenimiento de metadona desde 1998 presentando un consumo de mayores dosis de la pautadas que disminuía y limitaba, pero que no anulaba sus facultades intelectivas y volitivas. 

Comentarios