sábado 20.07.2019

Alcázar y Junta negocian la instalación de una nueva depuradora de aguas residuales

Alcázar de San Juan (Ciudad Real) y Junta negocian la instalación de una nueva depuradora de aguas residuales
Alcázar de San Juan (Ciudad Real) y Junta negocian la instalación de una nueva depuradora de aguas residuales

La alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor, negocia con el Gobierno regional la instalación en dicha localidad ciudadrealeña de una nueva depuradora de aguas residuales (EDAR), ya que la que opera en la actualidad es insuficiente para atender las necesidades del municipio.

Así se lo ha trasladó Melchor al director de la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha, Antonio Luengo, en una reunión que se ha celebrado en Toledo y en la que la regidora municipal estuvo acompañada por el concejal del Ciclo Hidráulico, Javier Ortega, ha informado hoy el Ayuntamiento en nota de prensa.

Las tres líneas de funcionamiento de la estación depuradora de aguas residuales que en la actualidad operan en la ciudad y prestan también servicio a la localidad vecina de Campo de Criptana comienzan a ser insuficientes para atender a usuarios particulares e industriales. 

La actual depuradora empezó a funcionar en el año 1987, para cubrir exclusivamente las necesidades de depuración de los vertidos urbanos de la ciudad, por lo que los industriales, en colaboración con la Junta, construyeron una segunda línea que entró en servicio en 1994. 

El aumento de caudales surgido por el auge industrial de las empresas agroalimentarias, como lácteas o vinícolas, hizo que estas dos líneas fueran insuficientes e ineficaces, produciéndose malos olores y vertidos contaminantes que llegaron a producir situaciones de alarma en cuanto a la conservación ambiental y la calidad de las aguas. 

Ante esta situación se hizo necesario un mayor grado de depuración y se construyó una tercera línea para cubrir las deficiencias de las dos iniciales, han indicado las mismas fuentes.

Esta tercera fase comenzó a operar en el año 2002, con una capacidad para tratar un caudal diario de 24.000 metros cúbicos de aguas residuales, tanto de Alcázar de San Juan como de Campo de Criptana. 

En la actualidad, las tres líneas de la EDAR están preparadas para dar servicio a una población equivalente a 320.000 habitantes y las aguas depuradas, con una calidad óptima para el medio ambiente, se aprovechan para la regeneración de las lagunas colindantes. 

No obstante, como ha venido sucediendo a lo largo del tiempo, la estación comienza a estar obsoleta y la actividad y nuevas necesidades de la ciudad reclaman una nueva inversión, lo que ha llevado al Ayuntamiento a negociar la instalación de una nueva estación depuradora en la ciudad, dotada con la última tecnología y acorde con los tiempos.

Más información en vídeos 
Comentarios