CHG, regantes y cooperativas discrepan sobre el agua disponible en los acuíferos

Por otra parte, la CHG confirma el inicio de las obras de la Tubería a la Llanura Manchega
El presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, Samuel Moraleda, durante la jornada "Recursos Hídricos en el Alto Guadiana", que se ha celebrado en la sede de la CHG en Ciudad Real - EFE/Jesús Monroy
photo_camera El presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, Samuel Moraleda, durante la jornada "Recursos Hídricos en el Alto Guadiana", que se ha celebrado en la sede de la CHG en Ciudad Real - EFE/Jesús Monroy

La Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG), los regantes y la cooperativas agroalimentarias de Castilla-La Mancha han vuelto a poner de manifiesto sus discrepancias sobre la cantidad de agua disponible que existe en los acuíferos del Alto Guadiana para poder ser utilizada para riego.

Así se ha comprobado durante la jornada organizada en la sede de la CHG en Ciudad Real para analizar los recursos hídricos disponibles en el Alto Guadiana.

El presidente de la CHG, Samuel Moraleda, en declaraciones a Efe, se ha congratulado de organizar esta jornada en el que su Institución defenderá que los datos aportados sobre los recursos disponibles en el Alto Guadiana y se han usado en la elaboración del futuro Plan Hidrológico del Guadiana no pueden ser cuestionados.

Unos datos, ha manifestado, que se basan en estudios técnicos "muy rigurosos" que han refrendados técnicos de la propia casa y del Instituto Geológico Minero de España (IGME).

Además, para comprobar si esos datos son correctos, la CHG ha invitado a participar en la jornada a Jaime Gómez-Hernández, ingeniero civil especializado en Geoestadística e Hidrogeología, actualmente catedrático de Ingeniería Hidráulica en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Caminos de la Universidad Politécnica de Valencia.

El objetivo de esta jornada, ha explicado Moraleda en declaraciones a los medios de comunicación, es debatir sobre el estudio que presentaron las organizaciones agrarias y cooperativas agroalimentarias de Castilla-La Mancha que cuestionaba la cantidad de agua disponible en las masas de aguas subterráneas del Alto Guadiana en el conocido como Acuífero 23.

Moraleda ha señalado que no se podía obviar la disminución de recursos en los acuíferos y cómo el cambio climático está afectando a la recuperación de las reservas de aguas tanto subterráneas como superficiales.

"Eso supondrá adaptar la actividad social y económica a la nueva realidad y a un escenario futuro en el que se debe tener en cuenta que habrá menos aportaciones de agua en las próximas décadas", ha razonado.

Y ha advertido que desde el año 2014 el Acuífero 23 experimenta unos descensos progresivos, cuya media se sitúa en 10,5 metros, a pesar de registrarse lluvias en torno a la media que "no han favorecido la recarga de las masas de agua subterránea porque las extracciones han seguido aumentando".

Todo ello ha provocado, ha añadido, que el acuífero haya sufrido una pérdida de recursos estimados en aproximadamente 1.500 hectómetros cúbicos, que lo dejan muy por debajo de sus niveles óptimos.

A tenor de ello, lo que se pretende con el próximo Plan Hidrológico de cuenca, para el periodo 2022-2027, es que su recuperación sea posible, ya que la Directiva Marco del Agua de la Unión Europea (UE) determina que "no hay más prórrogas para la recuperación de todas las masas del Alto Guadiana", ha apuntado.

Por contra, organizaciones como Asaja sostiene que la planificación hidrológica no debe recoger más recorte de riego para los agricultores y basa sus peticiones en que los datos aportados por la CHG sobre los recursos disponibles, a tenor de otros estudios alternativos, "son diferentes".

Arturo Serrano, miembro de la organización agraria ciudadrealeña, ha avisado que estas discrepancias obligan a realizar estudios alternativos que "aporten seguridad y certeza" a los agricultores de cara al futuro.

Serrano ha cuestionado el dato de 1.500 hectómetros cúbicos de déficit que aporta la CHG al asegurar que "no sabe de dónde sale" y ha advertido que Asaja maneja otros diferentes, surgidos de estudios realizados por hidrogeólogos que tienen en cuenta otras variables diferentes.

Mientras, el secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) de Castilla-La Mancha, Julián Morcillo, ha señalado que existen dudas sobre la planificación del futuro dadas las discrepancias en las estimaciones de los recursos de las masas de agua subterránea.

Ha comentado que la situación para los agricultores del Alto Guadiana es muy preocupante, pues desde hace 30 años están sujetos a restricciones de riego que sólo les permite regar con un tercio de los derechos que tienen inscritos.

Por su parte, el director de Cooperativas Agroalimentarias CLM, Juan Miguel del Real, ha apuntado que, como demostró un estudio que se encargó a la Universidad regional (UCLM), existen "errores y deficiencias" en los datos que servían para construir las diferentes medidas del Plan Hidrológico.

Unos estudios que también han sido avalados por otros hidrogeólogos que "confirman la existencia de errores y deficiencias" que deben tenerse en cuenta de cara a la futura planificación hidrológica, ha zanjado.

En la jornada también ha participado el director general de Desarrollo Rural, Juan José Fernández, que se ha mostrado "satisfecho" porque en una misma mesa se hayan podido sentar a debatir sobre el futuro del agua responsables de la CHG con representantes del sector agroalimentario.

TUBERÍA A LA LLANURA MANCHEGA

Por otra parte, el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) ha confirmado que la semana pasada comenzaron las obras de reparación y puesta en funcionamiento de la Tubería a la Llanura Manchega.

A preguntas de los periodistas, Moraleda ha comentado que desde la semana pasada se trabaja en la construcción del ramal nororiental, que permitirá abastecer a 100.000 habitantes y que, con más de 1.000 kilómetros de longitud, permitirá distribuir agua desde la cabecera del río Tajo a una importante parte del territorio castellano-manchego.

En total, los 15 municipios del Alto Guadiana que se beneficiarán de esta infraestructura son Pedro Muñoz y Socuéllamos, en Ciudad Real; Belmonte, Los Hinojosos, Horcajo de Santiago, Las Mesas, Mota del Cuervo, El Pedernoso, Las Pedroñeras, El Provencio, San Clemente, Santa María de los Llanos y Villamayor de Santiago, en la provincia de Cuenca; y Minaya y Villarrobledo, en la de Albacete.

En la actualidad está construido el depósito regulador que se encuentra en el municipio de Carrascosa del Campo (Cuenca), la estación de Tratamiento de Agua Potable y una parte importante de los ramales previstos, del que se pondrá en marcha el ramal nororiental, previsiblemente en febrero de 2023.

En otro orden de cosas, el presidente de la CHG ha comentado que se ha pospuesto hasta finales de agosto o principios del mes de septiembre el trasvase al Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel.

Ha recordado que la Comisión Mixta de Gestión de este espacio protegido así lo pidió a la CHG y, atendiendo a esta petición, el envío de agua al parque nacional se pospondrá hasta el final del verano.

En este sentido, ha dicho que todas las actuaciones de prueba de la Tubería se van a reprogramar para que tanto el vaciado de los tres hectómetros cúbicos que se utilizarán para las pruebas de la tubería, como los tres hectómetros cúbicos destinados al propio parque, comiencen a desaguarse en estas fechas.

Comentarios