sábado 25/9/21

Alcázar de San Juan recupera, tras siete años, la empresa pública de agua

Melchor ha asegurado que este viernes, 3 de septiembre de 2021, “es un día histórico para Alcázar de San Juan”, porque con esta rúbrica finaliza el procedimiento de liquidación del contrato administrativo para la gestión mixta de la prestación del servicio del ciclo hidráulico en Alcázar
Alcázar de San Juan (Ciudad Real) recupera, tras siete años, la empresa pública de agua
Alcázar de San Juan (Ciudad Real) recupera, tras siete años, la empresa pública de agua

La alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor, ha firmado este viernes la liquidación del contrato con Aqualia, lo que supone la salida de la empresa privada del capital social de Aguas de Alcázar, la empresa pública de suministro de agua que ha vuelto, tras siete años, “a sus legítimos dueños, el pueblo”.

Melchor ha asegurado que este viernes, 3 de septiembre de 2021, “es un día histórico para Alcázar de San Juan”, porque con esta rúbrica finaliza el procedimiento de liquidación del contrato administrativo para la gestión mixta de la prestación del servicio del ciclo hidráulico en Alcázar de San Juan, Alameda de Cervera y Cinco Casas.

El proceso de liquidación se inició el 15 de enero, cuando el pleno del Ayuntamiento acordó recuperar la empresa municipal, ha indicado la alcaldesa, quien ha manifestado: “Por fin puedo decir que Aguas de Alcázar es cien por ciento pública y que este equipo de gobierno ha cumplido lo que prometió, devolver al pueblo lo que es del pueblo”.

Rosa Melchor ha señalado que después de un año “terrible”, marcado por la covid-19, el 2021 comenzó esperanzador para Alcázar, en alusión a la sentencia de la Sala Tercera del Tribunal Supremo que, ha dicho,” venía a confirmar lo que el pueblo de Alcázar llevaba 7 años diciendo: que la venta de Aguas de Alcázar fue una operación puramente ideológica y política, marcada por las prisas y por las malas formas”.

Y ha reconocido que gracias a esos errores cometidos por el gobierno municipal, en esos momentos del PP, en el proceso se ha podido recuperarla, ya que son precisamente en esos errores en los que fundamenta el Tribunal Supremo su sentencia para anular el acuerdo adoptado en el pleno del 24 de julio de 2014.

“Con este acto culminan meses de trabajo sin tregua, de intensas negociaciones, hasta alcanzar un acuerdo con el socio privado, para que los vecinos de Alcázar pudieran ver hecha realidad la esperada recuperación de la empresa de aguas sin sufrir ningún deterioro en la prestación del servicio”, ha subrayado la regidora.

Melchor ha tenido palabras de agradecimiento para los miles de vecinos que se movilizaron y alzaron su voz en la Plaza de España contra el gobierno del PP que la vendió y a quienes, como ella, se encerraron en el Ayuntamiento para protestar por “una venta a todas luces injusta”.

También se ha referido a los concejales del PSOE Gonzalo Redondo y Ana Belén Tejado que, "a lo largo de esta lucha, han firmado los distintos recursos, a quienes los redactaron y presentaron", ha concluido.

Por su parte, el director de la Delegación de Aqualia en Castilla-La Mancha, Matías Loarces, ha recordado que Aqualia, con su salida de la empresa mixta, cumple la sentencia del Tribunal Supremo que anuló por defectos formales la adjudicación del contrato, y acuerda de forma amistosa, la venta al Ayuntamiento de las acciones titularidad de Aqualia y la renuncia a los procedimientos judiciales cruzados que estaban en curso.

Además, a petición del Consistorio y para facilitar la transición, Aqualia prorrogará durante unos meses el actual contrato de prestaciones.

Loarces ha resaltado que la sentencia no valora ni cuestiona el proceso de adjudicación ni la gestión de la empresa, de hecho, ha recordado que la adjudicación llegó tras un concurso público "muy exigente" licitado por el Ayuntamiento alcazareño y motivado por el estado de quiebra técnica en el que se encontraba la anterior empresa municipal.

Aguas de Alcázar llevaba 4 años sin aprobar sus cuentas y se encontraba en causa de disolución legal con un fondo de maniobra de negativo en 2013 de 5 millones de euros o un patrimonio neto de -1,87 millones, mientras que siete años más tarde, Aguas de Alcázar se ha convertido en una empresa rentable, ya que en 2019 obtuvo un beneficio de más de 600.000 euros frente a las pérdidas de 500.000 registradas en 2013. 

Comentarios