domingo 20/9/20

Trasladan tranquilidad tras el positivo detectado en la residencia San Vicente de Paúl

- Fruto de un test de cribado realizado por el Centro entre profesionales asintomáticos, se detectaba un positivo por COVID-19 con el que desde la Coordinación de la Residencia se activaba el Plan de Contingencia diseñado por la misma y se suspendían las visitas de familiares.

- El rastreo de contactos realizado por el Centro estimaba 24 contactos: 7 de profesionales y 17 de residentes. A falta de conocer el último de los resultados, los 23 restantes han sido negativos.

Trasladan tranquilidad tras el positivo detectado en la residencia San Vicente de Paúl
Trasladan tranquilidad tras el positivo detectado en la residencia San Vicente de Paúl

La Diputación de Albacete ha mandado un mensaje de tranquilidad a las familias de los residentes de San Vicente de Paúl tras el positivo por COVID-19 detectado entre el personal.

Fruto de un test de cribado realizado por el Centro entre profesionales asintomáticos, se detectaba un positivo por COVID-19 con el que desde la Coordinación de la Residencia se activaba el Plan de Contingencia diseñado por la misma y se suspendían las visitas de familiares

El rastreo de contactos realizado por el centro estimaba 24 contactos: 7 de profesionales y 17 de residentes. A falta de conocer el último de los resultados, los 23 restantes han sido negativos, ha informado la Diputación en nota de prensa.

DESARROLLO DE LOS ACONTECIMIENTOS 

La Residencia San Vicente de Paúl, dependiente de la Diputación Provincial de Albacete, suspendía este martes las visitas de familiares al centro tras detectar, mediante un test de cribado a profesionales sin síntomas, un caso de positivo por COVID-19 entre el personal, cumpliendo así la Resolución de 19 de junio de 2020 de la Consejería de Sanidad.

Dicha norma regula los requisitos para la realización de visitas en centros sociales especializados y centros sociosanitarios residenciales tras superarse la Fase III del Plan para la Transición hacia una nueva normalidad, permitiendo dichas visitas cuando los centros se encuentren "libres de COVID-19", considerándose así "aquellos que durante los últimos 14 días no hayan tenido casos confirmados, con infección activa, casos probables o casos sospechosos pendientes de confirmación".

Inmediatamente tras conocerse el positivo, se daba conocimiento vía telefónica del cierre temporal de la residencia a las familias cuyas visitas estaban ya agendadas en coordinación con el Centro y, vía escrito, al resto, dando también cuenta de la situación a los y las responsables de todas las unidades de la Residencia desde el primer momento.

Paralelamente a esa suspensión temporal de las visitas, la Coordinación del Centro ponía en marcha de forma inmediata el Plan de Contingencia diseñado desde el mismo para salvaguardar al máximo la seguridad y la salud tanto de sus 107 residentes como del equipo de profesionales que les atienden, comenzándose el rastreo de los contactos en el seno de la Residencia con la persona afectada.

En lo que al personal se refiere, tras dicho rastreo se estimaba contacto con 7 profesionales, sólo en uno de los casos, considerado contacto estrecho y concretando que se producía durante un encuentro fuera del ámbito laboral). A las 7 personas se les pedía PCR, siendo en todos los casos el resultado negativo. De ellas, el "contacto estrecho" ha recibido la baja médica y se somete al control pertinente que lleva a cabo el Sescam. Las otras 6 personas, pueden ir incorporándose a sus puestos de trabajo conforme estime el Centro.

En cuanto al contacto de la persona afectada con residentes, el rastreo determinaba 4 casos en los que dicha persona llevaba mascarilla, pero no las 4 personas residentes (al serles imposible usarla, por su funcionalidad). Esos 4 usuarios y usuarias (sometidas a pruebas PCR que han dado resultado negativo en todos los casos) se trasladaban desde el primer momento a las habitaciones del área delimitada en el Centro para posibles casos de cuarentena (donde se estima que, si no desarrollan sintomatología, estarán hasta el próximo día 25, cuando se les someterá a nuevas pruebas PCR tras cuyos resultados se tomarán las pertinentes decisiones).

Además, el rastreo refería que otras 13 personas residentes mantuvieron contacto con la persona afectada pero, en esos casos, todos y todas llevaban mascarilla, lo que determinaba comenzar un periodo inicial de aislamiento de esos 13 usuarios y usuarias en sus habitaciones. Sometidas también estas personas a pruebas PCR, a la espera de un resultado que aún no ha llegado, las 12 restantes han sido negativas, pudiendo así regresar a la vida habitual del Centro, previa valoración médica.

Por tanto, activado inmediatamente el Plan de Contingencia, a los 24 contactos referidos ya se les han realizado las pruebas PCR, siendo 23 de ellas negativas a falta de recibir el último de los resultados. El personal del Centro dispone de material de aislamiento (batas impermeables, protecciones oculares y mascarillas FFP2) a emplear según los protocolos de actuación del Centro, que optimizaba su organización en este marco de pandemia estableciendo distintas zonas en las instalaciones según las situaciones y características de cada residente.

De todo ello se ha dado cuenta, con detalle, en el Comité de Seguridad y Salud celebrado esta misma mañana.

Tanto desde la Coordinación de la Residencia San Vicente de Paúl como desde el conjunto de la Corporación Provincial, se desea agradecer públicamente la completa implicación y el gran compromiso del personal desde el comienzo de la pandemia del COVID-19, y su "extraordinaria diligencia" al dar rápida respuesta en este caso, trasladando rápidamente a los y las residentes conforme al Plan. Y, "se transmite a las familias un mensaje de tranquilidad y de confianza porque sus seres queridos están recibiendo la mejor atención y los mejores cuidados".

Más información en vídeos 
Comentarios