sábado 23/10/21

Adif confirma el corte total de la línea Murcia-Lorca-Águilas y parcial a Albacete

Estas suspensiones del servicio obligarán a Renfe a establecer un transporte alternativo de autobús para los usuarios de las 16 conexiones diarias entre Murcia y Lorca
Adif confirma el corte total de la línea Murcia-Lorca-Águilas y parcial a Albacete
Adif confirma el corte total de la línea Murcia-Lorca-Águilas y parcial a Albacete

La presidenta de Adif, María Luisa Domínguez, ha confirmado este lunes el corte total de la línea Murcia-Lorca-Águilas y parcial entre Chinchilla (Albacete) y Murcia durante, al menos, tres años, para acometer las obras del Corredor Mediterráneo con Almería, así como que el AVE llegará a la capital regional en el segundo semestre de 2022.

Domínguez ha explicado los detalles de este proyecto en una rueda de prensa posterior a la reunión de la Comisión técnica para la Integración del ferrocarril en la ciudad de Murcia, que precede a otro encuentro que ha mantenido con los alcaldes de municipios afectados por estos cortes.

La presidenta de Adif ha detallado que la supresión del servicio tendrá dos fases, la primera de las cuales comenzará el 1 de octubre de 2021 en el tramo Alcantarilla-Águilas, que se ampliará en una segunda en febrero de 2022 al tramo entre la estación del Carmen y Alcantarilla, manteniéndose operativo el transporte de mercancías con Chinchilla por la línea de ancho ibérico.

Estas suspensiones del servicio obligarán a Renfe a establecer un transporte alternativo de autobús para los usuarios de las 16 conexiones diarias entre Murcia y Lorca, tres de las cuales continuaban hacia Águilas.

De esta forma, por cada convoy suprimido habrá un servicio semidirecto, que conecte Lorca-Sutullena y Murcia con paradas intermedias en San Diego, Totana y Murcia, cuya duración será de 80 minutos, 20 minutos más que el trayecto en tren, y uno que cubra todas las paradas habituales entre Águilas y la capital, que durará 40 minutos más del tiempo actual por tren entre Lorca y Murcia.

Además, también habrá trasbordos para los pasajeros de los trenes Intercity de las líneas Lorca-Barcelona y Madrid-Águilas.

Por otra parte, el director de Área de Negocio de Cercanías y Otros Servicios Públicos de Renfe, José Enrique Cortina, ha comunicado que no habrá un corte total de la línea de pasajeros entre Murcia y Chinchilla, sino que se está estudiando cuál será la estación de término en la Región de Murcia desde la que se hará un trasbordo en autobús con destino o llegada a la capital de la Región de Murcia.

Cortina ha concretado que este estudio, que deberá estar concluido antes de febrero de 2022, cuando se procederá al corte del tramo entre Murcia y Alcantarilla, deberá determinar la estación de término y salida de los trenes Intercity con destino o salida desde Madrid, que pueden ser Alcantarilla, Archena-Fortuna, Cieza, Calasparra o Hellín (Albacete), conectando el resto del tramo hasta Murcia con autobuses.

Adif ha previsto que la fase 1 de este proyecto, entre la estación del Carmen y Nonduermas, pueda estar operativa en tres años desde el comienzo de las obras, mientras que trabajan para que el plazo del tramo entre Nonduermas y Lorca-San Diego acabe "lo más próximo posible" al anterior para abrir el servicio de Cercanías con el sistema de seguridad ASFA.

Finalmente, el tramo entre Lorca-San Diego y Águilas sería el último en abrir, con un nivel de seguridad ERTMS, aunque el plazo de puesta en servicio no ha sido concretado por los responsables del administrador ferroviario.

La presidenta de Adif ha achacado el cambio de programación de este proyecto, que inicialmente no preveía el corte total y permanente de la línea, al uso de los Fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de la UE, que exige un cumplimiento "estricto" de los plazos previstos para la ejecución íntegra de las obras, y a la "experiencia" del soterramiento en la fase O del AVE en Murcia.

En este sentido, Domínguez ha aclarado que el corte total para trabajar sin el servicio ferroviario abierto da un "plazo mucho más cierto" para cumplir las fechas establecidas, culpando del retraso en el tramo de entrada a Murcia a los cambios en el proyecto inicial, que iba a ser en superficie, y a la ejecución del soterramiento con la línea abierta, lo que provoca una "mayor incertidumbre" en la ejecución de las obras conforme a las fechas estipuladas.

Sin embargo, la presidenta de Adif, que ha mostrado su comprensión por las "lógicas molestias" que van a causar las obras a los usuarios, ha destacado que la opción elegida tendrá una "menor afectación temporal", no causará trastornos a los vecinos de la línea al suprimirse los trabajos nocturnos y permitirá el mantenimiento de los pasos de vehículos y viandantes sin tener que recurrir a cortes de tráfico viario y a pasarelas peatonales.

Comentarios