martes 9/3/21

Ayuntamiento de Albacete desactiva la fase de alerta del Plan Territorial de Emergencias

Los parques con vallado perimetral continúan cerrados ante el aviso de fuertes vientos
El alcalde de Albacete, Vicente Casañ, ha informado en rueda de prensa de los efectos de la borrasca 'Filomena' a su paso por la ciudad
Ayuntamiento de Albacete desactiva la fase de alerta del Plan Territorial de Emergencias

El Ayuntamiento de Albacete, tras consultar al Comité Asesor del Plan Territorial de Emergencias Municipal de Albacete (Platemun), ha desactivado la fase de alerta de este dispositivo como respuesta a la alerta de nevadas y bajas temperaturas.

El Plan ha sido desactivado una vez que han desaparecido estos fenómenos meteorológicos adversos y ante la notable bajada de incidencias a consecuencia del temporal 'Filomena'. El Plan fue activado el día 5 de enero en su fase de alerta y al día siguiente se elevó a nivel de Emergencia. Por tanto, ha estado vigente 19 días, los dos últimos ya de nuevo en el nivel de alerta, según ha informado el Consistorio albaceteño en nota de prensa.

No obstante, y como consecuencia del nuevo aviso por viento que sitúa durante la jornada de este domingo a Albacete en nivel amarillo, ante el riesgo de que se produzcan rachas máximas de 70 kilómetros por hora, se mantienen ciertas medidas preventivas, como es el cierre de los parques que tienen vallado perimetral, como son el de los Jardinillos y la Fiesta del Árbol, el parque de Abelardo Sánchez que no se ha llegado a reabrir, y los periurbanos de La Pulgosa y los Pinares del Júcar.

Asimismo, se aconseja a la ciudadanía limitar los desplazamientos y extremar las precauciones al salir a la calle, sobre todo, en zonas arboladas. Igualmente, se pide al vecindario que supervise sus viviendas, terrazas y balcones, sujetando aquellos elementos susceptibles de ser levantados por el viento y terminar cayendo a la vía pública como pudieran ser macetas, toldos*.

Durante este viernes el viento se convirtió en factor determinante para la caída de tres árboles, dos pinos del Parque Juan Pablo II y un tercer ejemplar de la carretera de Jaén. La nieve de estos días atrás y la posterior lluvia, que han humedecido el suelo, pueden dar lugar a que la base de sustentación de determinados árboles se mueva, de tal forma que el viento de ahora suponga un riesgo añadido.

De igual forma, los deterioros que han ocasionado la nieve y el agua congelada en grietas de fachadas, cornisas y tejados también están dando lugar a un mayor número de desprendimientos. Solo durante este viernes, los bomberos del Servicio Contra Incendios tuvieron 24 intervenciones motivadas por el viento.

Igualmente, la Policía Local recibió 45 avisos relacionados con las rachas de viento. En concreto, 14 fueron por desprendimientos de cornisas y cascotes; seis por caídas de tejas; otras seis por caídas de vallas y otras tantas por desprendimientos de cartelería.

Comentarios