Un detenido y un menor investigado por el hurto de 1.000 kilos de alambre en una finca

Según la víctima, estos rollos de alambre, con un peso de 1.000 kilos, estaban valorados en 4.000 euros
Un detenido y un menor investigado por el hurto de 1.000 kilos de alambre en una finca de Tobarra (Albacete)
photo_camera Un detenido y un menor investigado por el hurto de 1.000 kilos de alambre en una finca de Tobarra (Albacete)

Componentes del Equipo ROCA de la Guardia Civil de Hellín han tenido a un varón de 43 años de edad, e investigado a un menor de edad, ambos vecinos de la localidad hellinera, como supuestos autores de un delito de hurto de alambre de una finca agropecuaria de la vecina localidad de Tobarra.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de enero por efectivos del Equipo Contra los Robos en el Campo (ROCA), de la Guardia Civil de Hellín, tras haber tenido conocimiento de la sustracción de varios rollos de alambre metálico de una finca agropecuaria ubicada en el término municipal de Tobarra.

Según la víctima, estos rollos de alambre, con un peso de 1.000 kilos, estaban valorados en 4.000 euros, según ha informado el instituto armado en nota de prensa.

La inspección ocular realizada en el lugar donde se encontraba el alambre arrojó a la Benemérita los primeros indicios acerca de la futura investigación, recopilando una valiosa información que apuntaba a que los rollos de alambre pudieron transportarse en un furgón de grandes dimensiones en el que viajaban dos personas.

La suma de los indicios e informaciones obtenidas acerca del hurto del alambre, permitió a los agentes encargados de las investigaciones identificar, localizar y más tarde detener a los dos autores, un mayor y un menor de edad, vecinos de Hellín.

Tras las detenciones, la Guardia Civil pudo conocer como estas personas, tras el hurto, habían vendido el alambre en dos centros gestores de residuos de la provincia de Murcia.

Estas empresas, a su vez, vendieron este material a otras del mismo sector, siendo finalmente destruido en una fundición, imposibilitando de este modo su recuperación.

Además de los agentes del Equipo ROCA de la Guardia Civil de Hellín, que han dirigido las investigaciones, han intervenido efectivos de la Guardia Civil de Liétor y del Equipo ROCA de la Benemérita de Cieza (Murcia).

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil, junto con el detenido mayor de edad, fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de la localidad hellinera.

Comentarios