martes 20/10/20

Investigado por un delito de maltrato animal en un criadero de perros clandestino

Fueron encontrados cuatro perros muertos
Investigado por un delito de maltrato animal en un criadero de perros clandestino
Investigado por un delito de maltrato animal en un criadero de perros clandestino

Efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil de Elche de la Sierra, han investigado a un vecino de la localidad murciana de la Alberca, de 21 años de edad, como presunto autor de un delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos.

El investigado no administró los cuidados necesarios a ocho perros de su propiedad que se encontraban en un criadero clandestino y abandonado de la localidad albaceteña de Nerpio, muriendo por dicha falta de atención cuatro de ellos, ha informado la Guardia Civil en nota de prensa.

La Guardia Civil de Nerpio tuvo conocimiento de un supuesto abandono de varios perros en una propiedad de su término municipal así como las pésimas condiciones higiénico-sanitarias en las que podrían encontrarse. Estos hechos fueron corroborados por especialistas del SEPRONA que contaron con la colaboración de un veterinario de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Durante la inspección del terreno vallado, los agentes de la Benemérita localizaron una perrera clandestina donde se encontraban varios perros, confinados en jaulas, comprobándose desde el exterior la presencia de al menos cuatro cadáveres de canes, así como otros cuatro vivos que presentaban debilidad por desnutrición y apenas podían levantarse, con parásitos, sin alimento y rodeados de sus propios excrementos.

Componentes del SEPRONA de Elche de la Sierra, con la colaboración de la Policía Local de Murcia, consiguieron localizar al dueño del terreno donde se encontraba los animales, manifestando este que no había podido ir a atenderlos desde hacía varios días.

Tras acceder al interior del recinto vallado se localizaron ocho perros confinados en diferentes jaulas, cuatro de ellos muertos y otros cuatro en estado grave, a los que se les suministró alimento y agua, falleciendo uno de ellos transcurridas unas horas, corriendo igual suerte los demás de no haber actuado de inmediato.

En la citada inspección se observaron, al menos, siete remociones de terreno, dos de las cuales se hallaban destapadas por alimañas, dejando a la vista restos óseos de perros.

Los tres perros, que aún se encuentran con vida, fueron decomisados y entregados en un Centro de Acogida de animales abandonados dependiente de la Diputación de Albacete.

Las diligencias policiales, instruidas por efectivos del SEPRONA de la Guardia Civil de Elche de la Sierra, fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción número 2 de Hellín (Albacete), en funciones de guardia.

Más información en vídeos 
Comentarios