La Policía identifica por estafas de 'Bizum inverso' a dos vecinos de Albacete

Publicaban anuncios de venta de objetos de segunda mano en Internet y engañaban a los interesados para hacerles cargos en sus cuentas
Detenido un vecino de Toledo por blanqueo de capitales en una fase de 'phishing'. En la imagen un agente del equipo de ciberseguridad de la Policía Nacional
photo_camera La Policía identifica por estafas de 'Bizum inverso' a dos vecinos de Albacete

La Policía Nacional ha identificado a dos personas, un varón de 20 años y otro de 43 años, por dos estafas conocidas como el Bizum inverso, cometidas contra dos ciudadanos de Albacete.

La investigación comenzó a raíz de las denuncias de los perjudicados, los cuales fueron víctimas de esta modalidad de estafa, las mismas se produjeron a través de la venta de objetos de segunda mano en internet, siendo engañadas tras interesarse por publicaciones de venta de dos ciclomotores, uno por valor de 500 euros y otro por importe de 3.050 euros.

En el primero de los casos el denunciante ya era usuario de la aplicación Bizum, no así el segundo, que se la descargó bajo indicaciones de la persona que pretendía engañarle. Conociéndola o no, ninguno de ellos se percató de que en vez de recibir un mensaje de la plataforma Bizum de confirmación de pago, lo que recibieron fue un mensaje en el que se les solicitaba dicha cantidad, extrayéndose de manera inmediata el dinero de sus cuentas bancarias.

En las primeras indagaciones, los investigadores comprobaron que en las cuentas empleadas para cobrar el dinero estafado, había movimientos Bizum denegados o caducados. En esos casos se trataba de intentos fallidos, al haberse percatado otras víctimas de las estafas y denegar o no contestar a las solicitudes de cobro.

El modus operandi es el mismo que cuando un comprador es estafado al pagar por un objeto que nunca recibe. Además la víctima es bloqueada en redes sociales y llamada telefónica, y su movimiento bancario no puede ser revocado. Los números de teléfono de contacto, así como las cuentas bancarias empleadas por los estafadores pertenecen a identidades falsas. Y el dinero es transferido a otras cuentas bancarias, y extraído en cajeros automáticos posteriormente.

En una de las dos investigaciones se logró identificar a un ciudadano residente en Cádiz, con numerosos antecedentes por hechos similares, el cual extraía siempre el dinero procedente de estas estafas en el mismo cajero de la ciudad. Se le imputa también la usurpación de dos identidades.

En el segundo caso, el presunto estafador, sabedor de que su víctima desconocía la aplicación, intentó volver a realizar la misma operación; si bien, esta se dio cuenta y lo bloqueó. El dinero estafado había pasado por varias cuentas bancarias abiertas fraudulentamente. Averiguando que en la cuenta finalmente receptora del dinero, habían sido cobrados otras cantidades procedentes de otras estafas, por las que continúan las investigaciones.

Esta modalidad delictiva no obedece a un fallo de seguridad o mal funcionamiento de la aplicación Bizum, sino que el delincuente utiliza una de sus funciones habituales para inducir a error a sus usuarios, circunstancia de la cual la plataforma ha comenzado a informar a sus clientes debido al aumento de este tipo de hechos.

Comentarios