Junta mejora la Unidad de Cardiología de Albacete para incrementar su capacidad

El presidente de Castilla-La Mancha ha visitado las nuevas salas de cardiología intervencionista del Hospital General de Albacete, que cuentan con tecnología de última generación que permiten aumentar la actividad y llevar a cabo procedimientos más complejos con máximas garantías de seguridad
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante la visita que ha realizado a la Unidad de Cardiología Intervencionista del Hospital Universitario de Albacete
photo_camera El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante la visita que ha realizado a la Unidad de Cardiología Intervencionista del Hospital Universitario de Albacete

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha visitado este jueves la Unidad de Cardiología Intervencionsita del Hospital General Universitario de Albacete tras la remodelación y ampliación que se ha llevado a cabo en virtud del convenio suscrito entre el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha y la compañía Medtronic.

Así lo ha explicado este jueves el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, tras visitar con el presidente Page el resultado de estas obras que han permitido pasar de dos salas de intervencionismo en Cardiología --una para Hemodinámica y otra para Arritmias-- a tres salas, ya que se ha creado una sala mixta, para todo tipo de procedimientos.

Además, las tres salas están dotadas con tecnología de última generación, puesto que la de Hemodinámica se renovó con anterioridad a este proyecto gracias al Plan de Renovación de Alta Tecnología de Castilla-La Mancha, con una inversión superior a los 450.000 euros, ha informado la Junta en un comunicado.

La Unidad de Cardiología Intervencionista se encuentra ubicada en la primera planta del Edificio de Radioterapia y el total del área remodelada comprende unos 500 metros cuadrados, espacio que ha permitido resolver las necesidades funcionales de la unidad mediante soluciones arquitectónicas adecuadas, dotando al servicio de las condiciones tecnológicas óptimas para su uso.

Tal y como ha contado Fernández Sanz, la obra se llevó a cabo en varias fases con el objetivo de no interferir en la actividad asistencial. En la primera fase se construyó la nueva sala de Arritmias y dos consultas.

En la segunda fase del proyecto se actuó sobre la antigua sala de Arritmias, sustituyendo el antiguo equipo de Electrofisiología por uno nuevo mixto para Electrofisiología y Hemodinámica, reformando y adecuando, además, las salas de control, técnica, de examen y de informes.

El Hospital de Día también se ha visto beneficiado por esta renovación. Su capacidad ha aumentado un 50 por ciento, favoreciendo que más pacientes puedan someterse a intervenciones cardiológicas de forma ambulatoria y sin necesidad de ingreso hospitalario. Además, ahora se encuentra ubicado en una nueva localización con luz natural que mejora la experiencia del paciente.

Por último, en la tercera fase, se ha transformado el antiguo Hospital de Día en un estar y un despacho médico. Aprovechando las actuaciones se han mejorado y actualizado las instalaciones de climatización, electricidad, gases medicinales, comunicaciones y redes, entre otros, de toda esta área.

Se han mejorado todos los espacios, tanto asistenciales (consultas, hospital de día) como de gestión del servicio (salas de informes, estar, despacho, aseos de pacientes), dotando de espacios más amplios y confortables tanto a los pacientes como a los profesionales.

TECNOLOGÍA PUNTERA

El proyecto también ha dotado a las salas con equipos de angiografía para hemodinámica y electrofisiología avanzada de última generación. Este nuevo equipamiento aporta más seguridad al paciente, ya que minimiza la duración de los procedimientos gracias a una mayor calidad de la imagen y utiliza la mínima dosis de radiación necesaria para llevar a cabo las intervenciones.

Para los profesionales también supone una mejora sustancial, ya que facilita un estudio más preciso de la anatomía del paciente y les permite ser más eficientes gracias a la agilización de los flujos de trabajo.

Como objetivo a corto plazo, este servicio prevé aumentar la agilidad en los tiempos de respuesta a la demanda asistencial, incrementar la cartera de procedimientos y continuar mejorando la seguridad y la experiencia de los pacientes gracias a la nueva dotación. Contar con la sala mixta permitirá aumentar en un 50 por ciento la actividad.

En cuanto a la actividad llevada a cabo por la Unidad en 2022, Hemodinámica realizó 1.839 procedimientos de los cuales 1.483 fueron diagnósticos y 930 intervencionistas (angioplastia y estructural). Por su parte, Arritmias ha realizado 248 procedimientos electrofisiológicos (210 ablaciones y 38 estudios electrofisiológicos), y han implantado 419 marcapasos y 78 desfibriladores. Asimismo, en la consulta de marcapasos, se realizan 4.000 revisiones de dispositivos al año.

Comentarios