CSIF advierte de la situación de Medicina Interna del Hospital de Villarrobledo

Desde el sindicato explican que este servicio cuenta con una plantilla orgánica de 9 profesionales que en la actualidad se reduce a 5
En la imagen de archivo el Hospital General de Villarrobedo (Albacete), Hospital de Villarrobledo
photo_camera En la imagen de archivo el Hospital General de Villarrobedo (Albacete), Hospital de Villarrobledo

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha vuelto a denunciar la "situación insostenible" que padece el Hospital de Villarrobledo, esta vez respecto a la situación en la que se encuentra el Servicio de Medina Interna "al límite por la continuada falta de profesionales y el aumento de los ingresos hospitalarios".

Desde el sindicato explican que este servicio cuenta con una plantilla orgánica de 9 profesionales que en la actualidad se reduce a 5, "totalmente desbordados". De igual modo, aseguran que se establecío un máximo de "50 pacientes en el área de encamación para que se pudiera dar una asistencia con la mayor calidad posible", por lo que al aumentar esta cifra, "se derivaron a la unidad de reanimación a cargo de los anestesistas, lo que obligó a suspender las cirugías".

Desde el pasado miércoles, CSIF sostiene que el ingreso hospitalaria no ha parado de crecer por lo que en estos momentos hay 70 pacientes encamados a cargo de Medicina Interna, más otros 7 pendientes de ingreso. "Esto ha forzado a que se haya obligado a especialistas no internistas a asumir el pase de planta, con lo que conlleva asumir responsabilidades no propias de su especialidad, al mismo tiempo que al no estar en sus consultas aumenta la lista de espera y de realización de pruebas diagnósticas", explica Silvia Crusat, responsable de CSIF Sanidad Albacete, en una nota de prensa.

Asimismo, por las necesidades de atención, se han fijado dos internistas por turno de guardia. “Hay ocho facultativos para hacer guardias porque apoyan otros tres médicos de otras especialidades, pero ya era así cuando sólo estaba uno, y ahora al doblar guardias, se dobla el cansancio de los trabajadores y su desesperación”, señala Crusat, que añade que “la situación ya no puede esperar más, se deben plantear soluciones alternativas tanto para aumentar el número de profesionales que puedan trabajar en este hospital, como el establecer un Plan de Contingencia que asuma el traslado de pacientes a otros hospitales de forma puntual para poder liberar presión asistencial de Villarrobledo”.

Desde CSIF recuerdan que desde hace meses llevan denunciando esta "situación insostenible con las camas ocupadas por encima del 100% de forma habitual, suspensionaes de quirófanos al no haber camas y saturación de Urgencias".

Comentarios