martes 7/12/21

Cartel de "completo" en la reapertura de los refugios antiaéreos de Albacete

Estos refugios, que se construyeron en el centro de la ciudad durante la Guerra Civil para defender a la población de los ataques aéreos, han vuelvo a abrirse a las visitas, una década después de que se cerraran tras una anterior rehabilitación
Cartel de "completo" en la reapertura de los refugios antiaéreos de Albacete - EFE/Manu
Cartel de "completo" en la reapertura de los refugios antiaéreos de Albacete - EFE/Manu

Los refugios antiáreos de la plaza del Altozano, de Albacete, han vuelto este martes a ser visitables por parte del público, en una jornada de reapertura en la que se ha colgado el cartel de "completo" en cuando número de visitas programadas en este primer día, para conocer este vestigio de la Guerra Civil.

Estos refugios, que se construyeron en el centro de la ciudad durante la Guerra Civil para defender a la población de los ataques aéreos, han vuelvo a abrirse a las visitas, una década después de que se cerraran tras una anterior rehabilitación, lo que ha generado expectación, que se ha traducido en que se ha colgado el cartel de "completo" este martes y este miércoles y ya hay "numerosas reservas" para los días sucesivos.

Así lo ha señalado a Efe Pascual Conde, el responsable de la Oficina de Turismo en Albacete, ubicada en la misma plaza del Altozano encima de estos refugios y desde la que se accede a los mismos, unos minutos antes de que reabrieran sus puertas para recibir a los primeros visitantes en diez años.

Y a las 10.00 horas han llegado, puntuales, los primeros visitantes: un grupo de cinco jóvenes, que había gestionado con anterioridad su reserva porque tenían "curiosidad e interés" por conocer por dentro este vestigio histórico de la época de la Guerra Civil, según han explicado.

Estos cinco jóvenes han sido los primeros que han podido ver cómo eran estos refugios, que fueron construidos en 1937 con mortero de cemento relleno de hormigón, que cuentan en su interior con galerías y numerosos pasillos, en los que aún pueden contemplarse pintadas con las recomendaciones que se hacían a la población que acudía a resguardarse de las bombas.

Formaban parte de las zanjas de seguridad, túneles y refugios que se construyeron por toda la ciudad para proteger a la población albaceteña de los bombardeos que sufrió la ciudad durante la Guerra Civil.

Tras ellos, van a entrar a conocer estas dependencias este martes otros cuatro grupos en horario de mañana, hasta las 14.00 horas, y otros cuatro en el horario de tarde, de 17 a 21 horas, ha explicado Conde, que ha precisado que se están autorizando visitas de hasta ocho personas, en el caso de grupos familiares, y de cinco personas en el caso de que no lo sean.

La visita es gratuita, con reserva, y se podrá hacer todos los días de la semana, mañana o tarde de lunes a sábado y los domingos solamente por la mañana.

En estos días, los visitantes pueden contemplar también la exposición que se ha montado en los refugios en la que se explica la historia de la plaza del Altozano.

Por su parte, el concejal de Promoción de la Ciudad, Modesto Belinchón, ha indicado que el Ayuntamiento y el Instituto de Estudios Albacetenses (IEA) están trabajando en la firma de un convenio para que esta entidad se encargue de la gestión cultural de este espacio, dotando de contenido expositivo los propios refugios.

En la visita, que dura unos 45 minutos acompañados por una guía, a los que se suman otros 15 minutos más para recorrer las instalaciones de los refugios en solitario, se informa a los visitantes de queAlbacete fue una ciudad pionera en la apertura al público de sus refugios antiaéreos.

En 2000, los refugios se acondicionaron para ser visitables y en el año 2007 fueron transformados en Centro de Interpretación para la Paz, que se mantuvo en funcionamiento hasta 2011, cuando se cerraron al público.

En agosto de 2015 el Ayuntamiento de Albacete acordó la reapertura de estos refugios, para lo que ha sido necesario llevar a cabo una serie de obrase, entre ellas la eliminación de humedades, la instalación de un nuevo alumbrado y la mejora del sistema de ventilación y aislamiento.

Además, el espacio se ha hecho accesible con la instalación de un ascensor.

Comentarios