Martínez Arroyo dice que se siguen investigando la causas del incendio Yeste

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, este sábado en el incendio de Yeste (Albacete)
photo_camera El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, en las inmediaciones del incendio de Yeste (Albacete)

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha asegurado que agentes medioambientales de la brigada de investigación de incendios forestales siguen trabajando para determinar la causa del incendio de Yeste (Albacete), que está activo desde el 27 de julio.

En una entrada en su blog (ruralsiglo21.org), consultado por Efe, el consejero ha recordado que la brigada de investigación de incendios forestales se ha recuperado esta legislatura, tras suprimirla el Gobierno anterior, y sobre el incendio de Yeste ha reconocido que ha sido "muy complicado" de perimetrar, estabiliza y controlar.

Las dificultades del terreno, abrupto, muy escarpado, unido a la meteorología extrema -altas temperaturas y humedad relativa bajísima- dificultaron mucho los trabajos desde el inicio.

Los medios que han participado en los trabajos "han sido movilizados a decisión del criterio técnico del equipo de coordinación de la extinción, capitaneado por un director de extinción", ha indicado.

Lo primero que se abordó al declararse el incendio fue la seguridad de los habitantes de Yeste y Molinicos -los dos pueblos afectados- y de los miembros del dispositivo de extinción, y en segundo lugar la integridad de las viviendas de las pedanías, dos objetivos que se han conseguido.

Sobre la evacuación de los vecinos ha reconocido las incomodidades que supuso aunque también ha confesado el consejero que sintió "su comprensión y su confianza en las decisiones tomadas, a pesar de todo, cuando estuve con ellos".

Martínez Arroyo ha confesado en el blog que "una de las experiencias más reconfortantes de mi vida" fue cuando "saludé y di cariño -ellos me dieron más a mí- y ánimo a los que, una vez evacuados, se quedaron en las dependencias municipales de Yeste y Molinicos".

Sobre la superficie quemada, ha señalado que "aun siendo muy importante, se limitó a una única cuenca" gracias a las decisiones del director de extinción y ha afectado a masas de pino carrasco, fundamentalmente, y a menos de 700 hectáreas del Parque Natural de los Calares del Mundo y de la Sima, aproximadamente un tres por ciento de su superficie.

"Seguro que hubo decisiones más acertadas que otras, e, incluso, errores, como en cualquier actividad o ámbito humano", ha señalado el consejero quien ha reconocido la labor de quienes han luchado y siguen luchando "contra el fuego en un paraje único".

"Me siento muy orgulloso de haber confiado en los que saben, en los que tienen la formación adecuada para tomar las decisiones en la extinción de un incendio forestal", ha señalado.

A su juicio, "este incendio tan complejo" se acabará estudiando en las escuelas del país como ejemplo para los futuros ingenieros de Montes.

Por otra parte, ha defendido la política de la Junta de Castilla-La Mancha de luchar contra los incendios forestales mediante la prevención en uan región en la que la superficie forestal ocupa el 45 por ciento de la superficie.

Así, ha dicho que el Gobierno regional apoya a las empresas forestales, fomentando los tratamientos selvícolas con dos convocatorias de ayudas, una para montes particulares y otra para montes de utilidad pública, dotadas con 23,5 millones de euros en el marco de Programa de Desarrollo Rural (PDR).

Otra apuesta es la inversión en maquinaria y tecnología forestal, con 8,5 millones de euros en la línea de ayuda aprobada recientemente, según Martínez Arroyo quien ha subrayado que desde hace dos años el personal de la empresa pública Geacam trabaja durante los doce meses del año, actuando en trabajos de prevención todo el año menos los cuatro meses de mayor riesgo de incendios.

Su trabajo, ha dicho, "ha permitido casi doblar el número de hectáreas sobre las que se actúa a lo largo del año", aún cuando reconoce que la superficie todavía es insuficiente.

"Es política la decisión de contar con 427 agentes medioambientales, 10 directores de extinción, 40 técnicos en los centros de coordinación regional y provinciales y mas de 2.000 personas de Geacam, entre retenes, técnicos y coordinadores, para la campaña de incendios forestales", ha enumerado.

Comentarios