martes 19/10/21

Condenados a cárcel por el robo de 22.500 kilos de bacalao que llevaron a Albolea

La Audiencia de Valencia ha considerado a los dos procesados culpables de un delito de apropiación indebida, con la atenuante de dilaciones indebidas

La Audiencia Provincial de Valencia ha condenado a un año de prisión a dos hombres que robaron 22.500 kilos de bacalao embalado, durante el transporte de la mercancía desde Noruega, y los llevaron a Albolea (Albacete), desde donde los condenados preveían venderlos y repartirse el beneficio.

La Audiencia de Valencia ha considerado a los dos procesados culpables de un delito de apropiación indebida, con la atenuante de dilaciones indebidas.

La sentencia, dictada después de que el Ministerio Fiscal y la defensa de los condenados alcanzaran un acuerdo de conformidad sobre los hechos, su calificación jurídica y la pena, también añade una multa de 720 euros.

La sala, ha informado el TSJCV en un comunicado, acuerda además suspender la pena de prisión a los dos condenados a condición de que no cometan ningún delito durante los próximos tres años.

El robo se produjo el 7 de octubre de 2013 cuando uno de los condenados acompañaba a un camionero, no juzgado en este procedimiento, que transportaba la mercancía desde Noruega con destino a Portugal.

El bacalao iba embalado en 900 cajas de cartón de 25 kilos cada una.

En lugar de seguir hasta el lugar de entrega en el país luso, los transportistas dejaron la mercancía en un almacén de una empresa de Silla.

Hasta estas instalaciones acudió el otro condenado, quien le encargó al dueño del almacén que trasladara el pescado desde el camión original hasta otro vehículo.

Así, un empleado del almacén, que desconocía el origen ilícito del bacalao, llevó la mercancía hasta el municipio de Albolea, en la provincia de Albacete, desde donde los condenados tenían la intención de vender el producto y repartirse el beneficio.

Los ladrones fueron descubiertos días después, cuando se produjo la entrada y el registro en dos naves de Albacete, una de ellas propiedad de la familia de uno de los penados, en las que se localizaron 892 cajas de pescado.

Los 22.500 kilos de bacalao tenían un valor de 112.050 euros. El propietario recuperó el pescado, a excepción de ocho cajas de 25 kilos cada una, que nunca se localizaron. 

Comentarios