El letrado del acusado de asesinato en Almansa dice que fue "en legítima defensa"

La defensa del acusado de asesinato en Almansa alega inteligencia límite y legítima defensa para rebajar la pena
La Audiencia Provincial de Albacete acoge el juicio contra J.R.N., para quien el Ministerio Fiscal pide 18 años de cárcel, acusado de asesinar a un empresario de Almansa (Albacete), que apareció muerto en una bañera propiedad de los padres del acusado, tras una búsqueda de cuarenta días - EFE/Manu
photo_camera La Audiencia Provincial de Albacete acoge el juicio contra J.R.N., para quien el Ministerio Fiscal pide 18 años de cárcel, acusado de asesinar a un empresario de Almansa (Albacete), que apareció muerto en una bañera propiedad de los padres del acusado, tras una búsqueda de cuarenta días - EFE/Manu

El abogado del acusado de matar a otro hombre en Almansa (Albacete) y haber dejado su cadáver durante un mes y medio en la bañera del inmueble donde ocurrieron los hechos ha expuesto en el juicio que fue “en legítima defensa” y que el procesado llevó a la cita el arma -propiedad de su padre- porque “le tenía miedo” debido a “agresiones previas” por una deuda por drogas.

Así lo ha expuesto en las calificaciones provisionales durante la primera sesión del juicio que ha comenzado este lunes en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Albacete con la elección del jurado popular, compuesto por siete mujeres y dos hombres, así como dos suplentes, un hombre y una mujer.

La fiscal ha mantenido la petición de 18 años de cárcel por un delito de asesinato y ha asegurado que el procesado quedó con la víctima en el piso donde ocurrieron los hechos, propiedad de sus padres, y le disparó en la cabeza sin que pudiera tener capacidad de reacción.

La misma versión ha mantenido el abogado de la acusación, aunque en su caso pide hasta 25 años de cárcel por el delito de asesinato y diez meses más por el de tenencia ilícita de armas.

La fiscal solicita para la abuela de la víctima 30.000 euros de indemnización, la misma cantidad que el abogado de la defensa, que ha precisado que ya se han consignado para ello unos 24.000 euros; mientras que la acusación particular eleva esta petición hasta los 200.000 euros.

Los hechos ocurrieron el 1 de agosto de 2018 y la víctima fue encontrada un mes y medio después, en la bañera de la vivienda, después de que el presidente de la comunidad alertara a la Guardia Civil del mal olor y los insectos que salían del inmueble.

La familia de la víctima había organizado una búsqueda, tras denunciar su desaparición, a comienzos de agosto.

El juicio está señalado hasta el próximo día 30 y seguirá el martes 22 con la declaración del acusado, que estuvo dos años en prisión provisional desde que fue arrestado y ahora está en libertad bajo fianza.

Comentarios