La Junta elaborará agendas para identificar necesidades concretas de cada zona despoblada

El vicepresidente primero ha destacado que esas 26 agendas se harán en colaboración con RECAMDER (Red castellanomanchega de desarrollo rural) “porque tiene perfectamente analizado el territorio”
El vicepresidente primero de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, ha presidido en Albacete el tercer Consejo Regional de Desarrollo del Medio Rural y frente a la Despoblación
photo_camera El vicepresidente primero de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, ha presidido en Albacete el tercer Consejo Regional de Desarrollo del Medio Rural y frente a la Despoblación

El Gobierno regional diseñará agendas específicas de Desarrollo Sostenible para cada una de las comarcas que conforman Castilla-La Mancha. El objetivo será identificar las necesidades de las distintas zonas afectadas por la despoblación y crear programas adaptados, con actuaciones concretas.

"Aunque todas las comarcas afectadas por la despoblación tienen este problema común, las necesidades y los estrangulamientos que puedan existir en una zona determinada no tienen por qué coincidir con los de otra, por eso hay que analizar cada uno de los territorios, identificar los problemas y las oportunidades concretas y comenzar a actuar sobre ellas", ha explicado el vicepresidente primero del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, tras la reunión del Consejo Regional de Despoblación que ha tenido lugar este viernes en Albacete.

Durante el encuentro, los asistentes han abordado la Memoria de Impacto Demográfico incorporada en la Ley de Presupuestos de la comunidad autónoma para el año 2024, que recoge una inversión de 1.922 millones de euros, repartidos en partidas que se destinarán a medidas contra la despoblación.

"Somos la única comunidad autónoma de España, y yo creo que hasta la única región de Europa, que incorpora en la propia Ley de Presupuestos un informe sobre los recursos que se destinan a la lucha frente a la despoblación", ha celebrado Guijarro, que ha detallado que estos casi 2.000 millones de euros se destinarán a políticas muy variadas, que irán desde el mantenimiento de servicios públicos, hasta la incentivación de apoyos a cualquier iniciativa empresarial o persona autónoma que quiera instalarse en el medio rural.

Políticas que, según ha apuntado el vicepresidente regional, desde la Unión Europea han calificado como "buenas prácticas a imitar por el resto de regiones europeas". "Castilla-La Mancha sigue siendo un referente en materia de lucha contra la despoblación", ha celebrado.

En este sentido, Guijarro ha incidido en el "importante esfuerzo" presupuestario que se hace desde el Ejecutivo autonómico. "Estamos hablando que esos 1.922 millones de euros significan el 3,8 por ciento del PIB de la región, es casi cuatro veces más de lo que platean desde determinados grupos o agentes relacionados con políticas frente a la despoblación", ha aseverado.

CLM REGISTRA UN SALDO MIGRATORIO POSITIVO DE 8.600 PERSONAS

Del mismo lado, ha destacado el impacto positivo de estas medidas, con datos que "permiten ver luz al final del túnel", registrando un saldo migratorio positivo en zonas afectadas por despoblación. "Ya hay 8.600 personas más que han ido a vivir a estas zonas de las que han abandonado, este indicador es clave porque para revertir el proceso de despoblamiento es importantísimo que la gente vaya a los pueblos", ha dicho.

Este saldo positivo pondría de manifiesto que se empieza a frenar el proceso de despoblación, no obstante, para revertirlo por completo se necesita un crecimiento de la población en su conjunto, y para eso, como indica Guijarro, "el saldo migratorio debe compensar el crecimiento vegetativo, que obviamente a día de hoy en muchos pueblos sigue siendo negativo por el grado de envejecimiento de la población".

FORMACIÓN EN OFICIOS TRADICIONALES

De esta manera, desde la administración intentarán hacer un "especial esfuerzo en materia de formación", para recuperar oficios que se están perdiendo y abrir así nuevas oportunidades de trabajo en el mundo rural. "Hemos identificado que hay muchas oportunidades laborales que no han aflorado porque no existen en las oficinas de empleo", ha señalado.

"Hay oficios tradicionales que han desparecido en estas comarcas, no hay carpinteros, ni electricistas, ni albañiles, pero eso es una oportunidad laboral para personas que quieran dedicarse a estas actividades, porque hay un mercado prácticamente garantizado", ha reiterado, defendiendo la necesidad de incentivar este tipo de formaciones.

Comentarios