Viernes 16.11.2018

El Gobierno de CLM prevé aprobar la Ley de Economía Circular a finales de este año

Por otra parte, el Gobierno de Castilla-La Mancha destina cinco millones de euros para la gestión de ayudas a la rehabilitación de viviendas y espacios urbanos a través de las ARRUs

El Gobierno de Castilla-La Mancha prevé aprobar la Ley de Economía Circular a final de este año
El Gobierno de Castilla-La Mancha prevé aprobar la Ley de Economía Circular a final de este año

El Gobierno de Castilla-La Mancha tiene previsto aprobar, a finales de año, la Ley de Economía Circular y la nueva Estrategia de Cambio Climático con el objetivo de "adaptar, mitigar y sensibilizar a la sociedad de la importancia de luchar contra el cambio climático".

Así lo ha anunciado el portavoz del Ejecutivo autonómico, Nacho Hernando, en declaraciones a los medios de comunicación, antes de participar en una jornada sobre energía y calidad del aire en Albacete.

Además, ha subrayado la necesidad de "abordar no sólo lo urgente, sino también los problemas y las necesarias soluciones que a medio y largo plazo" que plantea la sociedad actual. 

Hernando ha explicado que la nueva Estrategia de Cambio Climático de Castilla-La Mancha contará con 79 medidas y 400 acciones concretas que "permiten no solo plantear ayudas a las empresas para mitigar o para adaptar sus procesos de producción, sino también hacer una labor de cara a la concienciación social".

También ha agradecido la implicación del sector privado de la región, que ha reducido sus emisiones en ámbitos como la industria o la energía en un 66 por ciento y un 53 por ciento, respectivamente, respecto a 2005, y ha señalado que el Ejecutivo regional también "piensa en ese horizonte sostenible".

Así, ha remarcado que Castila-La Mancha ya ha cumplido con el objetivo de reducción de gases de efecto invernadero comprometido para 2020 y que se fijó en 12,87 toneladas de dióxido de carbono.

"Hoy, el 51 por ciento de la energía en Castilla-La Mancha se produce a través de renovables y la región es capaz de cubrir con ella el 99% de la demanda interna", ha subrayado Hernando.

También ha subrayado que Castilla-La Mancha es "medalla de oro en energía solar fotovoltaica, medalla de plata en eólica y medalla de bronce en termosolar" en el ránking nacional.

"Somos una región humilde y juntos estamos demostrando que se puede crecer de otra forma", ha añadido Hernando, para quien que iniciativas como la jornada celebrada hoy "permiten quitarle la razón a las pocas pero ruidosas voces que dicen que los empresarios se mueven solo por beneficio propio", ha subrayado.

AYUDAS A LA REHABILITACIÓN DE VIVIENDAS Y ESPACIOS URBANOS

Por otra parte, el Gobierno regional sigue apostando por la inversión para la rehabilitación y recuperación de entornos urbanos, tal y como da testimonio este viernes la publicación de las bases de la convocatoria en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) de las ayudas para las nuevas Áreas de Regeneración y Renovación Urbanas (ARRUs).

Con esta medida, el Ejecutivo del presidente García-Page se convierte en el único que mantiene esta línea de ayudas para la regeneración urbana en barrios y ciudades de Castilla-La Mancha, desde que sacara una primera convocatoria en el año 2016; a la que se acogieron Sigüenza, Molina de Aragón y Toledo. 

Así lo ha anunciado el portavoz del Gobierno regional, Nacho Hernando, durante la celebración de la jornada en la que ha destacado que, en toda la legislatura, “van a ser más de cinco millones de euros los que dediquemos a la rehabilitación de barrios y más de 17 en un programa similar para rehabilitación de edificios concretos, cuyas bases salieron en junio, y parte de ese dinero es para mejorar la eficiencia energética de edificios de nuestras ciudades”.

Por su  parte, el director general de Vivienda y Urbanismo, José Antonio Carrillo, ha señalado que, en la actualidad, otros ocho municipios de la región ya han iniciado los trabajos preliminares gracias a las ayudas que concede el Gobierno regional. Son los de Torrijos, Tembleque, Illescas, Talavera de la Reina, Alcalá del Júcar, Toledo, Tarancón y Alcázar de San Juan. “Estos excelentes resultados contrastan con la nefasta gestión del Gobierno anterior que no desarrolló ningún programa de ayudas con esta finalidad y ha tenido que venir el gobierno del presidente García-Page a revertir la situación”, ha asegurado. 

Desde hoy, los ayuntamientos castellano-manchegos pueden conocer cuáles son los requisitos para beneficiarse de unas ayudas a través de las cuales se podrán llevar a cabo obras conjuntas de rehabilitación de edificios de viviendas, de urbanización y reurbanización de espacios públicos y, en su caso, edificación de edificios de viviendas en sustitución de otras demolidas.

Con estas líneas de ayudas, “el Gobierno regional está invirtiendo en mejorar nuestros espacios urbanos al tiempo que mejora la calidad de vida de sus vecinos”, ha añadido José Antonio Carrillo.

En la presente legislatura, y dentro del Plan de Vivienda 2013-2018, se han concedido más de 2 millones de euros para rehabilitar 314 viviendas y espacios públicos de Sigüenza, Molina de Aragón y Toledo. En el nuevo Plan Regional de Vivienda con horizonte 2021, la cuantía asciende a 5 millones de euros.

En la nueva orden de ayudas, se recogen dos procedimientos; por un lado, el que deben usar los ayuntamientos para acceder a la financiación conjunta y por otro, el de los beneficiarios de cada una de las actuaciones.

Tal y como recogen las bases hechas públicas hoy por la Consejería de Fomento, el procedimiento de concesión de las ayudas será el de concurrencia competitiva y se podrán solicitar para actuaciones como rehabilitación, reurbanización de espacios públicos, honorarios de profesionales, equipos y oficinas de gestión de esas ayudas, coste de proyectos o de informes técnicos, dirección  de obra, seguridad y salud, gestión de residuos, certificaciones, informes de evaluación de edificios o gastos de tramitación.

Con carácter general, la ayuda será del 40 por ciento del presupuesto subvencionable hasta 12.000 euros por vivienda. Sin embargo, este porcentaje aumenta si los ingresos de la unidad familiar son inferiores a tres veces el IPREM, en tal caso puede llegar hasta recibir el 75 por ciento de la inversión o si en la vivienda, reside una persona con discapacidad o es mayor de 65 años y se quieren acometer actuaciones para la mejora de la accesibilidad.

Más información en vídeos 
Comentarios