Cuatro chefs estrellas Michelin elaborarán una cena benéfica a favor de la AECC

Organizada el próximo día 30 de agosto por el cocinero Juan Monteagudo en su restaurante Ababol en Albacete
El chef de Ababol, Juan Monteagudo - ABABOL
photo_camera El chef de Ababol, Juan Monteagudo - ABABOL

El cocinero Juan Monteagudo va a organizar el miércoles, 30 de agosto, una cena benéfica en el restaurante Ababol en Albacete, cuyos beneficios íntegros irán destinados a la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). Para ello, se rodeará de los cocineros José Antonio Medina, del restaurante El Coto de Quevedo, en Torre de Juan Abad; Víctor Infante, del restaurante Ancestral, en Illescas; y Miguel Ángel Expósito, del Retama-Hotel La Caminera, en Torrenueva.

Todos ellos son responsables de restaurantes con estrella Michelin, que se trasladarán hasta Ababol, junto a algunos de sus mejores platos, para confeccionar un menú conjunto.

Según ha informado el restaurante en nota de prensa, el precio de la cena es de 120 euros por persona, en el que se incluye maridaje de vinos.

La cena arrancará con la ensalada líquida, uno de los snacks más especiales de Ababol. Seguidamente, la almendra y trufa de verano, de José Antonio Medina, al que sigue Víctor Infante con su queso manchego ahumado, torrezno de gallina y polvo de tomate ahumado.

Tras la 'flor manchega', firmada por Miguel Ángel Expósito, Monteagudo cerrará el capítulo de snacks con su croqueta de jamón ibérico, que se hizo con el premio del Concurso a la Mejor Croqueta de Jamón de Madrid Fusión.

Seguidamente será turno de la ensalada de perdiz, uno de los "grandes" platos de Retama, que da paso a los cherrys con erizo de mar y anguila ahumada con velouté de hierbas, plato firmado por José Antonio Medina. Tras las vainas a la brasa con ajo atao y su jugo, uno de los platos estivales de Ababol, cogerá el testigo el chef de Ancestral para ofrecer a los comensales su trucha fario ahumada, pilpil de sus espinas y sus huevas ahumadas en hojas de higuera.

El lomo de jabalí con mole de lentejas y su ravioli, de Monteagudo, clausurará el episodio de los principales. Los dos postres correrán a cargo del equipo del restaurante anfitrión con un helado de leche a la brasa con palodú y nabo encurtido y la tarta de queso azul de La Rosa y helado de tomillo-limón.

Tras la cena, se subastará un cuadro de Philippe Monteagudo, padre del chef de Ababol, un pintor francés que falleció hace algunos años víctima del cáncer. Es por ello que su hijo, Juan, está muy sensibilizado en la lucha contra está enfermedad, "que se llevó demasiado pronto a mi padre, el pintor Philippe Monteagudo", ha añadido el chef.

"Me hubiera hecho muy feliz que pudiera vivir a mi lado la consolidación del proyecto Ababol, todo lo luchado hasta lograr lo que estamos consiguiendo y todo lo bueno que está por llegar. Queríamos poner nuestro grano de arena en la lucha contra una enfermedad tan cruel y, afortunadamente, hemos contado con la generosidad sin límite de José Antonio, Miguel Ángel y Víctor, tres cocineros tan grandes en cuanto a su trayectoria y perspectiva profesional como inmensos en lo personal", ha explicado Monteagudo.

SOBRE ABABOL

Inaugurado en enero de 2022 por Juan Monteagudo en Albacete, su ciudad natal, se ha convertido en un restaurante "imprescindible" de la nueva cocina manchega. Se inspira en el recetario tradicional de la región, que Monteagudo enriquece con técnicas galas, dado que su padre fue el pintor francés Philippe Monteagudo, y vascas y muestra una predilección especial por las verduras de secano.

La despensa de su restaurante se nutre de las hortalizas, legumbres y frutas de sus fincas familiares en Tarazona y Fuentealbilla; incluso los dos aceites de oliva que emplea en cocina provienen de sus olivos. La cinegética es otro de los puntos fuertes de Ababol, el propio Monteagudo cazaba en sus primeros años de vida. En temporada, recibe piezas de caza mayor y menor del entorno y de Ciudad Real.

Juan Monteagudo estudió en la Escuela de Hostelería de Artxanda (Bilbao). Se ha formado en grandes casas vascas como Mina, con una estrella Michelin; Azurmendi, tres estrellas Michelin; Zarate Jatetxea, una estrella Michelin; o Aizian.

Tras completar sus estudios, se trasladó a Madrid durante un par de años, durante los que trabajó en locales tan reconocidos como Álbora, Adunia, Santerra y Lobito de Mar, antes de abrir Ababol, cuyo significado es amapola en manchego.

En noviembre de 2022 se hizo con su primera estrella Michelin y en 2023 con el premio a la Mejor croqueta de jamón de España en Madrid Fusión.

Comentarios