La Diputación destina 230.000 euros a 13 proyectos de cooperación internacional

Las ayudas a Cooperación Internacional de la Diputación de Albacete llegan a 13 ONGs favoreciendo el desarrollo de proyectos educativos, sanitarios y alimentarios en 11 países
Diputación colabora con Unicef en un proyecto de ayuda a la infancia de Siria, ayuda humanitaria, cooperación internacional
photo_camera La Diputación de Albacete destina 230.000 euros a 13 proyectos de cooperación internacional

La Diputación de Albacete ha resuelto su convocatoria de ayudas a la Cooperación al Desarrollo con la elección de 13 proyectos educativos, sanitarios y alimentarios a cargo de distintas entidades y ONGs que operan en 11 países.

Los proyectos beneficiarios recibirán ayudas directas de entre 7.500 y 25.000 euros hasta una inversión total de 232.000 euros, según ha informado la propia Diputación mediante nota de prensa.

Las organizaciones que recibirán el apoyo de la Diputación serán Caudete Se Mueve, Fundación Kirira, Asociación Amistad con el Pueblo Saharaui, Remar, Unicef, Fade, Vicente Ferrer, Maná, Mainel, Voces en Lucha, Cruz Roja, Proyecto Hombre y Cooperación Vicenciana.

Concretamente, Caudete se Mueve recibirá 14.000 euros para ayudar a las personas refugiadas europeas en Grecia.

Kirira contará con 7.729,97 euros para la construcción de un aulario de calidad en la Escuela de Primaria de Bikarabwa (Kenia). La Fundación Ayuda Desarrollo Educación (Fade), por su parte, ha obtenido un apoyo de 20.305,28 euros para el programa 'Children's health programme' (CHEP) destinado al desarrollo de servicios sanitarios pediátricos en Kiambu (Kenia).

La Asociación Amistad con el Pueblo Saharaui ha obtenido una financiación de 15.000 euros destinados al mantenimiento de los Centros de Educación Especial, Centro de Sensoriales y Centros de Servicios Sociales en Rabunni en Tindouf (Argelia).

La Fundación Remar, asimismo, percibirá 21.865,30 euros que contribuirán a la formación para la empleabilidad y el emprendimiento, desarrollo rural y seguridad alimentaria con igualdad de oportunidades en la aldea de Gueliel, V distrito de Niamey (Níger).

También en Níger, la misión de la Cruz Roja contará con 24.484,34 euros para atender las necesidades básicas de alimentación de la población en situación de vulnerabilidad afectada por la crisis alimentaria.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) contará con 21.093,19 euros para el fortalecimiento de las capacidades del sistema escalable e integrado de servicios comunitarios de protección infantil y de agua para prevenir y responder a la violencia y prácticas nocivas contra los niños y niñas en Chikwawa y Balaka (Malawi).

La Fundación Vicente Ferrer, de su lado, recibirá 19.996,62 euros destinados a favorecer el acceso al derecho a una vivienda digna con saneamiento para 78 familias en India.

Mientras, la organización Maná-Ayuda al Desarrollo contará con 23.079,03 euros para la adquisición del equipamiento informático en 12 escuelas de Hawassa (Etiopía). Por su parte, la Fundación Mainel ha obtenido 8.850,18 euros destinados a su proyecto para favorecer el acceso al agua en la zona rural para la misión de Kafakumba en la República Democrática del Congo.

El movimiento Voces en Lucha, de su lado, recibirá 10.820 euros para el proyecto escuela de comunicación popular 'Siembra Venezuela' en Venezuela.

De otro lado, Proyecto Hombre percibirá 24.307,79 euros destinados a la prevención, tratamiento terapéutico e inserción sociolaboral para hombres y mujeres (adultos, jóvenes y menores de edad) con problemas de adicción, violencia, así como en situación de riesgo de exclusión social en Nicaragua.

Finalmente, la organización Cooperación Vicenciana será destinataria de 20.468,30 euros para su proyecto 'Cocinando con sentido: mejorando el acceso a la alimentación sana y el microemprendimiento agroalimentario en los barios marginales de Bahía Blanca' (Argentina).

La selección de los 13 proyectos ha respondido a la aplicación de criterios de fortalecimiento de la equidad de género; sostenibilidad medioambiental; fortalecimiento institucional y de la sociedad civil; la gobernabilidad y la participación ciudadana; y el enfoque basado en los Derechos Humanos. Asimismo, entre las prioridades geográficas, se ha promovido la selección de proyectos en países y zonas geográficas clasificados por Naciones Unidas como Países Menos Avanzados.

La Diputación de Albacete ha reivindicado su compromiso con la justicia social, planteando que esta línea de ayudas favorece un desarrollo sostenible, humano, social y económico que mejora las condiciones de vida de la población más vulnerable, con una mirada especial a la infancia, dando pasos para avanzar en la eliminación de las desigualdades internacionales y la erradicación de la pobreza en el mundo.

Comentarios