Gabino Diego verbaliza la añoranza a José Luis Cuerda desde Albacete

"Le echamos de menos, era natural, daba mucha paz", ha subrayado el actor
El actor Gabino Diego verbaliza la añoranza a José Luis Cuerda desde Albacete
photo_camera El actor Gabino Diego verbaliza la añoranza a José Luis Cuerda desde Albacete

El actor Gabino Diego ha sido el encargado de clausurar la exposición 'Contingente y Necesario', sobre el legado de José Luis Cuerda, que durante todo el mes de febrero se ha podido visitar en el Auditorio Municipal de Albacete, y lo ha hecho entre anécdotas, recordando algunos de los momentos del rodaje de la película más emblemática del cineasta, 'Amanece, que no es poco'.

"En la película actuaba Samuel Claxton, que era cubano y salía por primera vez de su país, además, estábamos en plena Guerra Fría y claro, de repente sale de Cuba y lo meten en Ayna, con ese decorado, con unos americanos paseándose por ahí, con rusos, en fin, el tío estaba alucinando porque lo primero que conoció de un país capitalista fue Ayna", rememoraba entre risas el actor.

Durante el coloquio, Diego ha hablado también sobre cómo muchos actores reconocidos se negaron a participar en el film, algo que "daría para un libro, gente que dijo que no quería hacer la película porque arruinaría su carrera", y cómo luego fue cogiendo relevancia con el paso del tiempo. "Realmente, la película cuando se estrenó no fue un éxito rotundo, ha ido ganando fans y ha cogido la posición que tiene con los años".

Igualmente, se refirió a la espontaneidad y la forma de trabajar del cineasta albaceteño, del que destaca su empatía y trato. "Era una persona muy espontánea, muy natural y que daba mucha confianza y mucha paz, era muy optimista".

Razones que hicieron que Cuerda sea uno de sus directores preferidos y con el que más veces ha trabajado, llegando a rodar hasta cuatro películas, incluida la última del director, 'Tiempo después'. "Me hizo mucha ilusión que contara conmigo para su última película y poder volver a trabajar con Miguel Ángel Rellán y con muchísimos actores ahora nuevos, fue fantástico hacer un papel de rey, me gustaba cuando yo decía 'queremos ser líderes del poder omnívoro' y al final termino siendo el rey del mundo", detallaba Diego.

El actor también bromeaba sobre las frases que más le piden que repita, como "este alcalde nos toca las pelotas" o "¿se dice así, se dice nos toca las pelotas?", mientras, con una sonrisa, miraba los carteles de las películas.

"Estoy encantado de ver esta exposición y de ver el cartel de 'Amanece, que no es poco', que es precioso, o el de 'El bosque animado', son maravillosos, le echamos mucho de menos", señalaba.

La exposición hace así un recorrido por la vida del cineasta a través fotografías, guiones, planes de rodaje, correspondencia y documentos personales, como la cartilla escolar de su época de estudiante en los Escolapios de Albacete, o la máquina Olivetti Lexecon 80 con la que escribía sus guiones, material que el propio Cuerda donó a la Filmoteca Municipal en el año 2007.

El intérprete despidió la exposición, por la que han pasado cerca de 3.000 personas, dejando caer la posibilidad una nueva visita a la capital para la Feria de septiembre con la obra 'La curva de la felicidad', donde toma el relevo de actores como Pablo Carbonell o Pedro Reyes.

Comentarios