sábado 17/4/21

Unos 100 inmigrantes se saltan las restricciones y cortan la Circunvalación de Albacete

- Los inmigrantes han retornado más de una hora después al asentamiento tras la intervención de la Policía, que ha reforzado la vigilancia en la zona para evitar nuevos incidentes.

- Tras estos hechos el alcalde de Albacete ha anunciado la clausura del asentamiento y la búsqueda de un lugar "más idóneo" para confinar a sus ocupantes.

Unos 100 inmigrantes se han saltado este domingo las restricciones en el asentamiento donde conviven y han cortado la Circunvalación de Albacete - EFE/Manu
Unos 100 inmigrantes se han saltado este domingo las restricciones en el asentamiento donde conviven y han cortado la Circunvalación de Albacete - EFE/Manu

Efectivos de la Policía Nacional y Local de Albacete han conseguido este domingo, y tras más de una hora de protestas en la Circunvalación de la ciudad, que los más de cien inmigrantes que se habían saltado la restricción de movilidad del asentamiento donde se ha detectado un brote CODID-19 retornaron a su lugar de origen.

Hasta la zona se ha desplazado el subdelegado del Gobierno en la provincia, Miguel Juan Espinosa, para seguir de cerca las actuaciones para acabar con la protesta, que ha llevado a los manifestantes a increpar a vecinos que estaban en las terrazas de hostelería de la zona o a cortar la Circunvalación, increpando a conductores que les afeaban su actitud.

Los inmigrantes han salido alrededor de las 12:00 horas de la antigua nave de 'Cereales Saltó', donde cerca de 500 temporeros viven en un asentamiento ilegal, que quedó cerrado por la Policía este pasado viernes, al detectarse un caso de COVID-19 entre una persona que había estado viviendo allí.

Hasta este domingo son 21 los positivos confirmados, que han sido confinados en el pabellón del instituto 'Tomás Navarro Tomás', aunque se siguen haciendo pruebas.

Desde el viernes, la Policía vigila la zona y voluntarios de Cruz Roja y Protección Civil han estado acudiendo a la misma para repartir comida y otros enseres entre los inmigrantes, principalmente temporeros que trabajan en las campañas agrícolas en otros puntos de la provincia.

Este mediodía, alrededor de un centenar han protagonizado los altercados al salir del asentamiento sin permiso, aunque algo más de una hora después la Policía lograba que volvieran, después de registrarse momentos de tensión y que la zona haya visto un notable incremento de efectivos policiales, que se mantienen en el lugar.

Por su parte, el Partido Popular en el Ayuntamiento de Albacete ha remitido una nota de prensa en la que indica que ha pedido que se reúna a la Junta de Portavoces para exigir al Gobierno central la presencia del Ejército o de más Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado "para devolver el orden a la ciudad".

El presidente regional del PP, Francisco Núñez, ha señalado en sus redes sociales que ha seguido "con preocupación" los incidentes y que había llamado al presidente de la Junta, Emiliano García-Page, para pedir que "se adoptaran medidas", pero que "no ha recibido respuesta".

CLAUSURA DEL ASENTAMIENTO

Por su parte, el alcalde de Albacete, Vicente Casañ, ha anunciado que se va a clausurar el asentamiento y que pondrá sus recursos a disposición de Sanidad para que sus ocupantes puedan ser confinados en un lugar "más idóneo".

Casañ se ha pronunciado así, en rueda de prensa convocada de urgencia, tras los incidentes sucedidos este domingo por parte del centenar de inmigrantes.

Ha confirmado que existe una orden judicial para confinar el asentamiento, pero ha señalado que no es en la nave de la antigua 'Cereales Saltó' donde entienden que deben quedarse los temporeros confinados.

Casañ ha precisado que han mantenido reuniones con los presidentes de los barrios afectados y ha indicado que a la zona, que ya está "más tranquila", están llegando refuerzos de la Policía Nacional desde diversas ciudades.

El alcalde, que ha estado acompañado por el vicealcalde, Emilio Sáez, y por el jefe de la Policía Local, Pascual Martínez, ha avanzado que van a plantear a la Junta de Comunidades y a la Subdelegación del Gobierno su decisión de clausurar el asentamiento y poner a disposición de Sanidad, competente para gestionar el confinamiento, los recursos del Ayuntamiento para que se pueda cumplir esa orden judicial.

Por su parte, el jefe de la Policía Local, Pascual Martínez, ha precisado que ya han llegado refuerzos desde Murcia y que se esperan de otros lugares como Zaragoza o Ciudad Real.

Martínez ha insistido en "llamar a la calma" y ha destacado que es un problema "complejo" en un asentamiento que lleva en la zona desde hace más de una década para agradecer el que muchos de los temporeros que viven en esa zona "han ayudado para que los manifestantes, que eran cerca de un centenar, volvieran al asentamiento sin que los incidentes hayan ido a más".

Y ha concluido pidiendo la implicación de los empresarios agrícolas para que "tengan un alojamiento digno" para los temporeros que, en su mayoría, residen en el asentamiento. 

Comentarios