martes 9/3/21

Director médico de la Gerencia de Albacete: Con la pandemia tuvimos que reinventarnos

El primer caso de coronavirus en Castilla-La Mancha fue el 1 de marzo en Guadalajara y, al día siguiente, dos más en Albacete, procedentes de Italia, primer país de Europa donde estalló el coronavirus, dos casos que fueron tratados en este hospital
El director médico de la gerencia de Atención Integrada de Albacete, Alberto Sansón, en una imagen de archivo - Fotografía: La Cerca
El director médico de la gerencia de Atención Integrada de Albacete, Alberto Sansón, en una imagen de archivo - Fotografía: La Cerca

El director médico de la gerencia de Atención Integrada de Albacete, Alberto Sansón, ha señalado a Efe que la pandemia les ha obligado a reinventarse y mutiplicarse, y ha valorado el enorme esfuerzo y el compromiso de los profesionales sanitarios contra el coronavirus.

Alberto Sansón ha hecho estas manifestaciones al programa de radio de EFEsalud, "El Bisturí", dentro de un proyecto de este canal para 2021 en el que cada semana hablará con el hospital de una provincia española sobre cómo han vivido y viven la pandemia, en este caso, el Hospital General Universitario de Albacete.

El primer caso de coronavirus en Castilla-La Mancha fue el 1 de marzo en Guadalajara y, al día siguiente, dos más en Albacete, procedentes de Italia, primer país de Europa donde estalló el coronavirus, dos casos que fueron tratados en este hospital.

"Pusimos en marcha protocolos de contingencia como en los casos de gripe y ébola, pero el comportamiento de la enfermedad en Italia nos hizo ver la excepcionalidad de la situación y nos obligó a constituir un comité operativo y otro ejecutivo, más un grupo asesor de expertos de diferentes especialidades", recuerda Sansón sobre las primeras acciones frente al coronavirus.

"Antes de los primeros casos -prosigue- fuimos conscientes de la situación mundial de desabastecimiento de material de protección sanitaria para tratar la COVID-19. Los pedidos en marcha se quedaron bloqueados por el cierre de fronteras y con el estado de alarma".

Sansón explica: "Tuvimos que reinventarnos y multiplicarnos, y trabajar con nuevos proveedores en mercados variados, validar los productos e impulsar la fabricación propia, coordinados con otros centros de la región, tanto públicos como privados, y con otras comunidades que, en los momentos más duros de marzo y abril, no tenían tanta presión como nosotros".

Albacete fue una de las provincias más golpeadas de Castilla-La Mancha y de España por el nuevo virus en los primeros meses de la pandemia, tanto por el número de contagios como de fallecimientos.

El Hospital General Universitario de Albacete se ha caracterizado durante la pandemia por ser pionero en la investigación de los síntomas neurológicos de la COVID-19.

"Tenemos un servicio de neurología muy inquieto que desde el primer momento valoró estos síntomas en los pacientes ingresados, con un estudio de 841, que concluyó que el 57 % de los enfermos covid padecían estos síntomas, un dato superior al de otros trabajos que, posteriormente, se ha consolidado", señala el director médico.

También este hospital administró el fármaco baricitinib contra el virus, un medicamento para tratar la artritis reumatoide, con buena tolerancia y escasa toxicidad, que dio resultados positivos frente a la covid.

"Somos un hospital que no está ni cerca ni lejos de nadie. Estamos en un cruce de caminos y hemos dado un paso al frente para ser referencia y servir a quien lo necesite. Todo ello apoyado en un capital humano comprometido como se ha demostrado en la peor crisis sanitaria a la que nos hemos enfrentado nunca", concluye Alberto Sansón. 

Comentarios