jueves 1/10/20

Cierran al baño las Lagunas de Ruidera en el término municipal de Ossa de Montiel

- Hasta que se subsanen las deficiencias detectadas en cuanto a las medidas de seguridad ante la COVID-19.

- El Gobierno de Castilla-La Mancha no contempla cerrar al baño la totalidad de las Lagunas de Ruidera.

Cierran al baño las Lagunas de Ruidera en el término municipal de Ossa de Montiel (Albacete)
Cierran al baño las Lagunas de Ruidera en el término municipal de Ossa de Montiel (Albacete)

La Delegación de Sanidad de la Junta en Albacete ha decretado el cierre preventivo temporal de las zonas de baño de las Lagunas de Ruidera que se acceden desde el término municipal de Ossa de Montiel (Albacete), hasta que se subsanen las deficiencias detectadas en cuanto a las medidas de seguridad ante la COVID-19.

El cierre, que ha adelantado este miércoles el diario "La Tribuna" y han confirmado a Efe fuentes de la Consejería de Sanidad, está motivado porque las inspecciones realizadas por las autoridades competentes en los últimos días han apuntado varias deficiencias, como la asistencia masiva e incontrolada de usuarios, que no se estaban aplicando medidas eficaces para el control del aforo o que se habían detectado itinerancias sin el uso de mascarillas, a pesar de que su uso es obligatorio al aire libre aunque se respeten los 2 metros de distancia. 

Estas mismas fuentes han precisado que solo se han cerrado al baño las lagunas ubicadas en el término municipal de Ossa de Montiel, no las de la provincia de Ciudad Real, y han resaltado que el Ayuntamiento de esta localidad albaceteña está por la labor de subsanar las deficiencias.

Así, han señalado que en cuanto el Ayuntamiento de Ossa de Montiel informe a la Delegación de Sanidad de Albacete de que se han tomado las medidas necesarias para subsanar las deficiencias, la Administración regional comprobará que efectivamente ha sido así y, entonces, no habrá inconveniente en volver a autorizar el baño.

NO SE CONTEMPLA EL CIERRE TOTAL

Por otra parte, el Gobierno de Castilla-La Mancha no contempla la posibilidad de cerrar al baño la totalidad de las Lagunas de Ruidera, después de que se haya cerrado la parte a la que se accede desde Ossa de Montiel (Albacete), porque estaban masificadas y no garantizaba la seguridad ante la COVID-19.

Así lo ha explicado la portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, en una rueda de prensa en la que ha dado a conocer los acuerdos del Consejo de Gobierno, en la que ha justificado la decisión de cerrar al baño los accesos a las lagunas desde Ossa de Montiel, que según ha asegurado "no se ha tomado porque sí".

A preguntas de los periodistas, ha indicado que Sanidad ha tomado la decisión del cierre "después de que las autoridades sanitarias realizasen cuatro inspecciones en esa zona de las Lagunas de Ruidera que se ha clausurado, con los correspondientes requerimientos y comunicaciones al Ayuntamiento de Ossa de la Vega".

Asimismo, ha apuntado que el Gobierno regional descarta "tomar una decisión con carácter masivo o generalizado" sobre la prohibición del baño en la zona, porque según ha argumentado "ahora se trata de compatibilizar la vida, el desarrollo económico, el turismo, pero hacerlo con condiciones de seguridad y protegiendo la salud pública".

En este sentido, ha admitido que "es una de las decisiones difíciles pero que ha sido necesario tomar porque las lagunas estaban masificadas y no se garantizaban las condiciones que protegían la salud pública de la ciudadanía".

Fernández ha reiterado que "la decisión se ha tomado por necesidad y por inspecciones concretas donde se han demostrado hechos concretos".

Y ha comentado que el Ejecutivo autonómico está en contacto con el Ayuntamiento de Ossa de Montiel "que ha mostrado su voluntad de solucionar en breve tiempo la situación" y poder poner en marcha medidas que garanticen la protección de la salud de las personas.

"Si eso es así, las lagunas podrán abrir", ha destacado Fernández, quien ha confiado "en que sea en las próximas horas o en los próximos días porque el Ayuntamiento está en disposición de solucionar los problemas que se han detectado por parte de Sanidad".

Por otra parte, respecto al contagio de COVID-19 de una monitora de un campamento de Riópar (Albacete), la portavoz del Gobierno ha afirmado que "no hay un brote como tal, porque no ha habido transmisión comunitaria".

Era un grupo cuyos integrantes llegaron juntos y no han tenido contactos relevantes en la zona y además "se actuó muy rápido", ha apuntado Fernández, que ha señalado que tras dar positivo la monitora se han hecho pruebas PCR a todos los niños y las niñas que lo integraban.

Según la portavoz del Gobierno regional "aquí se demuestra como la función del equipo de seguimiento epidemiológico es esencial, si se detecta un positivo lo que hay que hacer inmediatamente es aislar a los contactos directos".

En este caso, los niños están aislados, la situación está controlada "y no hay ningún dato ni ningún indicio que haga pensar que ha salido del grupo que estuvo en el campamento", ha señalado.

Más información en vídeos 
Comentarios