miércoles 13.11.2019

La Junta facilitará la atención sanitaria integral de las personas sordas

La directora general de Salud Pública, Drogodependencias y Consumo, María Dolores Rubio, se reunió en Albacete con el presidente de la Federación de Personas Sordas de Castilla-La Mancha (FESORMANCHA), Juan Sánchez Torrecillas

La Junta facilitará la atención sanitaria integral de las personas sordas. En la imagen un recién nacido es sometido a la prueba de Hipoacusia
La Junta facilitará la atención sanitaria integral de las personas sordas. En la imagen un recién nacido es sometido a la prueba de Hipoacusia

La directora general de Salud Pública, Drogodependencias y Consumo, María Dolores Rubio, se reunió con el presidente de la Federación de Personas Sordas de Castilla-La Mancha (FESORMANCHA), Juan Sánchez Torrecillas, donde puso de manifiesto la necesidad de coordinar las áreas sanitaria, educativa y social para dar una atención integral a las personas sordas.

Unas actuaciones que se engloban dentro del Programa de Detección Precoz de las Hipoacusias que lleva a cabo la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha y que ha supuesto un descenso de esta patología en recién nacidos, según informó la Junta en nota de prensa.

En este sentido, María Dolores Rubio destacó que la disminución de la hipoacusia ha sido significativa en todas las provincias castellano-manchegas gracias al avance tecnológico y a la actuación de nuestros profesionales, de manera que en Albacete se ha pasado de unos 12 casos de hipoacusia en el año 2009 a menos de 3 de hipoacusia grave en 4.074 niños recién nacidos, lo que significa una cobertura de participación en el programa en Albacete del 99,9 por ciento.

Rubio indicó que en Castilla-La Mancha 17.983 recién nacidos han participado en este programa, lo que supone una cobertura del 95,97 por ciento de los neonatos.

La directora general destacó que estas actuaciones para prevenir la sordera en Castilla-La Mancha están dentro del Plan Nacional de Prevención de la Sordera Infantil. Se basan en la incorporación del Programa de Salud Materno-Infantil de actividades dirigidas a la identificación, seguimiento y, en su caso, tratamiento de los factores de riesgo de hipoacusia neonatal durante el embarazo. Además, para mejorar la valoración del estado de audición de los niños, su tratamiento y rehabilitación, se van a realizar nuevos protocolos de las exploraciones neonatales y pediátricas.

Asimismo, se va a impulsar la coordinación entre las áreas sanitarias, educativas y sociales, para facilitar una atención integral a los niños con deficiencia auditiva.

Todas estas actuaciones, según María Dolores Rubio, se llevan a cabo "con el objetivo es detectar a tiempo la sordera en los recién nacidos y así poder instaurar medidas correctoras lo antes posible y evitar el deterioro de la audición y la comunicación en la medida de lo posible".

Detección precoz de la Hipoacusia

La hipoacusia es la alteración sensorial más frecuente del ser humano, con una incidencia del 7,69 por ciento del total de la población de riesgo; y que supone un problema de especial importancia en la infancia, pues el desarrollo intelectual, emocional y social están relacionados íntimamente con una correcta audición.

Las dificultades para la detección han disminuido gracias a pruebas como la de detección de otoemisiones acústicas (OEA) que se oferta a todos los recién nacidos en Castilla-La Mancha antes del alta hospitalaria, preferiblemente antes de las 48 horas de vida.

Esta prueba consiste en el envío de un sonido al oído del bebé mediante un dispositivo que recoge la respuesta y que no causa ningún daño ni molestia al recién nacido. Si el resultado de la prueba es normal, significa que la audición es correcta en el momento de la exploración. Ante cualquier otro resultado, la prueba debe ser repetida o se deriva al bebé para realización de pruebas diagnósticas más complejas.

Más información en vídeos 
Comentarios