domingo 22/5/22

Castilla-La Mancha tiene el 16% de la superficie de olivar del país, 453.000 hectáreas

Castilla-La Mancha apoya el medio rural “cada día en su acción de Gobierno” y resalta la labor de las cooperativas y la vertebración a través del aceite y el agua
El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, en su visita a un olivar y la Almazara de San Joaquín en Agramón (Albacete)
El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, en su visita a un olivar y la Almazara de San Joaquín en Agramón (Albacete)

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha resaltado este viernes que la región cuenta con el 16 por ciento de la superficie de olivar del país, con 453.000 hectáreas y 83.000 olivicultores.

Martínez Arroyo ha visitado la pedanía hellinera de Agramón, en la provincia de Albacete, donde ha visitado las instalaciones de la almazara ‘San Joaquín’ junto a los propietarios de esta empresa familiar, Pedro y María de los Ángeles de Gea.

A esta almazara llega la aceituna recogida en la explotación de Manuel Collado, olivarero de Agramón en la zona de Los Donceles, que cuenta con un olivar tradicional de la variedad benizal, cogida a mano, ha informado en un comunicado la Junta.

El consejero ha resaltado el valor de esta cadena, “desde el olivicultor, hasta la almazara donde se transforma el producto, que después llega con el nombre de la región y de esta pedanía, a las mesas de los consumidores”.

Respecto a la campaña de la aceituna en Castilla-La Mancha, Martínez Arroyo ha destacado que la región cuenta con el 16 por ciento de la superficie de olivar del país, con 453.000 hectáreas que sacan adelante 83.000 olivicultores, y también ha dicho que la región es una potencia en la producción del aceite ecológico, con 76.000 hectáreas.

Castilla-La Mancha tiene el 95 por ciento de los olivares en la modalidad de bajo rendimiento, respecto a lo cual el consejero ha resaltado la importancia de que la futura PAC va a tener una ayuda específica para el olivar de bajo rendimiento de 30 millones de euros anuales, lo que suponen 150 millones en los cinco años de la PAC.

Es un primer paso “para apoyar un cultivo fundamental porque es un cultivo social”, del que depende mucha gente que vive en los lugares donde se encuentra el cultivo y donde se recoge la cosecha, y para que sea posible, es necesaria el agua”, ha incidido.

En esta línea, el consejero ha remarcado que en la zona de Agramón se ha hecho realidad “un anhelo” de los habitantes de esta comarca de Hellín, que con 2,03 hectómetros cúbicos adicionales a la concesión que tenían, van a poder mejorar la cantidad y calidad del agua que les permite sacar adelante las cosechas.

Esta dotación forma parte de los 7 hectómetros cúbicos de una reserva que existía y que se han hecho realidad en la Sierra del Segura, gracias al trabajo conjunto entre las administraciones.

En esta comarca hay 300 olivicultores, que se benefician “de lo que algunos pretendían que fuera de uso exclusivo de una persona con afiliación política, y aquí sin afiliación política hacemos con el agua lo que tenemos que hacer, garantizar el futuro del medio rural de Castilla-La Mancha”, ha señalado Martínez Arroyo. 

Castilla-La Mancha tiene el 16% de la superficie de olivar del país, 453.000 hectáreas
Comentarios