sábado 21.09.2019

El acusado de acuchillar a dos vecinos en Albacete acepta siete años de cárcel

En una breve declaración en la vista que se ha celebrado en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Albacete, el procesado ha manifestado que llevó a cabo la agresión porque le habían dicho que sus vecinos habían hecho "algo" a su padre y hermano, y no lo "pensó"

En la imagen de archivo el Palacio de Justicia - Juzgados en la ciudad de Albacete
En la imagen de archivo el Palacio de Justicia - Juzgados en la ciudad de Albacete

El acusado de haber acuchillado a dos vecinos mientras cenaban en la calle en con sus familias en septiembre de 2017 en Albacete se ha declarado "arrepentido" de lo que hizo. Así, tras el acuerdo alcanzado entre las partes, el procesado se enfrentaría finalmente a siete años de prisión, dos por el delito de lesiones y cinco por el de homicidio en grado de tentativa.

En una breve declaración en la vista que se ha celebrado en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Albacete, el procesado ha manifestado que llevó a cabo la agresión porque le habían dicho que sus vecinos habían hecho "algo" a su padre y hermano, y no lo "pensó".

El abogado de la defensa Emilio Sánchez ha manifestado a los medios, fuera de la sala, que tras consultarlo con las familias, se iba a llegar a un acuerdo con el Ministerio Fiscal, como así ha ocurrido en la vista, de forma que, a propuesta es la Fiscalía, el procesado se enfrentaría finalmente a siete años de prisión, dos por el delito de lesiones y cinco por el de homicidio en grado de tentativa.

Sánchez ha explicado que llegar a un acuerdo "es lo más interesante", porque el acusado causó heridas a las dos víctimas, pero "faltaba por explicar cuál era el motivo" y el motivo, ha dicho, fue que una familiar del agresor le dijo que estaban pegando a su hermano.

"Esa fue la causa real de que este hombre perdiera la cabeza", ha manifestado el abogado a los medios, que ha recordado que se presentó ante la policía "a los 10 minutos" para contar lo que había hecho y que ha depositado en el juzgado el dinero para reparar el daño, "mostrando su claro arrepentimiento".

El abogado también ha manifestado que las dos víctimas "son dos buenas personas que han comprendido lo que pasó" y hay "unidad y paz" entre todas las partes, con lo cual "es una suerte". Aparte, ha insistido en que el acusado "va a tener que pagar lo que hizo".

La vista ha comenzado con la declaración de las dos víctimas, que se han mostrado dispuestas a aceptar el acuerdo propuesto por la Fiscalía, alegando que les parecía "bien", y que se dan "por satisfechos" con los 1.500 euros recibidos cada uno por parte del agresor.

Al terminar el juicio, que ha quedado visto para sentencia, el acusado se ha dirigido a las dos víctimas y se ha abrazado con ellas.

Más información en vídeos 
Comentarios