Vox acusa a Sánchez de "estafa electoral" por pactar con "comunistas" y de alejar al Rey

Dice que comparte con Casado la preocupación por el preacuerdo con Podemos y que rechazará cualquier Gobierno del PSOE o con el PSOE
Vox acusa a Sánchez de "estafa electoral" por pactar con "comunistas" y de alejar al Rey
photo_camera Vox acusa a Sánchez de "estafa electoral" por pactar con "comunistas" y de alejar al Rey

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha acusado este miércoles al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, de haber incurrido en "fraude" electoral por haber pactado con "comunistas" y "separatistas" pese a negarlo en campaña y cree que se ha enviado al Rey de visita oficial a Cuba para evitar "testigos" y para que se "aclimate" al trato que, a su juicio, va a recibir a partir de ahora la Monarquía.

"Si Sánchez tuviera la mínima dignidad, tendría que presentar su dimisión y abandonar la política por su engaño masivo a los españoles", ha manifestado Abascal en rueda de prensa en el Congreso, donde ha vuelto a cargar duramente contra el preacuerdo rubricado este martes por Sánchez con el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.

En concreto, ha dirigido sus críticas al "autoproclamado candidato a la Presidencia en ausencia del Rey", en alusión a Sánchez, al que ha censurado que antes y durante la campaña haya garantizado a sus electorales que no pactaría con el "populismo" un futuro Gobierno porque no podría dormir tranquilo por los noches y que en menos de 48 horas haya cerrado un pacto con ellos.

"No tiene palabra, ni vergüenza, ni escrúpulos, ni principios --ha denunciado--. Estamos ante un político absolutamente deshonesto y ambicioso que ha actuado como un estafador profesional ante los españoles".

ESPAÑA COMO VENEZUELA

El líder del partido tachado de ultraderecha ha defendido que con ese pacto de los socialistas y la formación morada España va a "ir camino de la Venezuela de la pobreza, la desigualdad y la cartilla de racionamiento", ha dicho, haciendo suyas unas palabras que, según ha recordado, pronunció en el pasado el propio Sánchez.

Pero, además, ha añadido que conllevará la "destrucción" de las clases media trabajadoras en España, la "restauración del odio" entre compatriotas, el "debilitamiento" de las fronteras, más inseguridad en las calles, la "destrucción" del orden constitucional y la "deslegitimación" de la Monarquía".

En este punto, Abascal ha censurado a Sánchez por haber sellado su acuerdo con Iglesias estando Felipe VI en Cuba, donde cree que el presidente le ha enviado para evitar que fuera testigo de ese pacto y para que se vaya "aclimatando" al "trato" que augura que tanto el PSOE como Podemos van a dispensar al Jefe del Estado a partir de ahora. "El radicalismo y el extremismo de Podemos va a arrastrar al PSOE", ha vaticinado.

"NINGÚN TREN ES MÁS IMPORTANTE QUE LA UNIDAD DE ESPAÑA"

Así las cosas, Abascal ha apelado a los votantes de la izquierda "sensata" y a los dirigentes y exdirigentes socialistas que hoy ven a España "en manos de sus enemigos" al alzar la voz, y ha animado a reflexionar a Coalición Canaria (CC), el Partido Regionalista de Cantabria (PRC) y Teruel Existe, partidos que podrían apoyar "la gran traición a España que implica este pacto". "No hay ningún tren que sea tan importante como la unidad, la convivencia y la libertad de los españoles", ha apostillado.

Durante la comparecencia, se le ha preguntado a Abascal si se había puesto en contacto con el presidente del PP, Pablo Casado, para ver qué posibilidades hay de impulsar una alternativa a ese pacto que critica. El líder de Vox ha respondido que sí ha hablado con Casado, con el que asegura que comparte su preocupación por el pacto PSOE-Podemos aunque la posición de ambos partidos pueda ser diferente.

Eso sí, ha señalado que desde Vox no van a decir al PP ni a otros partidos lo que tienen que hacer, si bien ha insistido en que cree que existe posibilidad de un pacto alternativo entre PSOE, PP y Ciudadanos.

Aunque se ha mostrado más a favor de ese hipotético acuerdo que del sellado con los "comunistas", Abascal ha garantizado que desde su formación rechazarán cualquier Gobierno "liderado o integrado" por el PSOE. "No vamos de la mano ni del PP ni de Cs", ha zanjado.

VETO A MEDIOS DE COMUNICACIÓN

En otro orden, el presidente de Vox ha insistido en que seguirán vetando a medios de comunicación en sus sedes porque ha avisado de que no van a permitir "mentiras" a quienes critican a su partido. Es más, ya avisan de que, si les obligan a rectificar, dejarán de convocar ruedas de prensa en sus dependencias.

Así lo ha puesto de manifiesto durante la rueda de prensa al ser preguntado por varios periodistas si levantará el 'cordón sanitario' a aquellos medios comunicación a los que no permite acceder a su sede ni ha permitido cubrir sus mítines.

Abascal ha explicado que no tienen problema con la legítima crítica que los periodistas puedan realizar hacia Vox, si bien ha subrayado que no van a permitir que se afirme que a su partido no se le puede tratar como a cualquier otro. "Nosotros no aceptaremos cordones sanitarios", ha asegurado el líder de Vox, soslayando las preguntas de los periodistas que recuerdan que su partido recibe subvenciones públicas.

LA JEC DIO LA RAZÓN A LOS MEDIOS

En una resolución de la pasada semana, la Junta Electoral Central dio la razón a los medios vetados alegando que Vox no puede "discriminar al medio solicitante, en relación con el resto de medios impidiéndole el acceso a sus actos de naturaleza electoral, dado que ello comporta una vulneración del artículo 66.2 de la Ley Electoral".

Dicho precepto obliga a los medios de comunicación privados a informar respetando los principios de pluralismo, igualdad, proporcionalidad y neutralidad, un mandato que, recalca la JEC, "difícilmente" podrán cumplir "si las formaciones políticas contendientes en las elecciones pudiesen discriminar entre unos medios y otros a la hora de acceder a sus actos públicos de campaña, con independencia del lugar donde se desarrollen".

Pese a todo ello, Abascal insiste en los vetos remarcando que en su partido seguirán defendiendo que su mensaje a la sociedad llegue de forma clara y sin "mentiras". Es más, ya insinúa que, si se les obliga a acreditar a los periodistas que consideran críticos, se plantearán dejar de convocar ruedas de prensa en sus sedes.

Vox aplica estos vetos en sus sedes, no así en las dependencias del Congreso o del senado, donde la acreditación de los periodistas o la asistencia a ruedas de prensa no depende del partido, sino de la institución.

Comentarios